Vida cultural

Los museos mantienen el ritmo de visitas a pesar del calor y las restricciones de aforo

En mayo vivieron un pico de subidas que bajó en junio pero que de nuevo ha empezado a subir en este mes de julio

La vida cultural en el verano cordobés también pasa por las visitas museísticas

La vida cultural en el verano cordobés también pasa por las visitas museísticas / AJ GONZÁLEZ

A pesar del calor que azota a la ciudad las visitas a los museos de la capital se mantienen a un ritmo moderado pero constante. Teniendo en cuenta que ni es temporada alta para el turismo cordobés  y que la pandemia controla los aforos (a la baja), se puede decir que el goteo continuo  de visitantes es un motivo no tanto de satisfacción como de alegría. Así de moderadamente optimista se muestra el responsable de museos municipales, Enrique Ortega, quien apunta que “dadas las circunstancias” lugares tan emblemáticos como el Alcázar de los Reyes Cristianos llega diariamente a su límite de aforo. Aquí todos los días cubren el cupo de reservas para grupos, “la gran mayoría de los que vienen al Alcázar son extranjeros y a nivel nacional vienen familias de tres o cuatro miembros, pero estos visitan más el resto de museos”. Durante el mes pasado un total de 4.066 personas se acercaron a visitar este monumento en el que ya se está pensando cómo hacer para que se pueda ofrecer un mayor número de pases sobre todo en las franjas con menos demanda, “la primera hora de la mañana porque el que está de turismo no le apetece madrugar”, afirma el responsable.

Pero en el resto de espacios municipales, museos de Julio Romero de Torres y Taurino, Centro Flamenco Fosforito y Baños Califales, se puede acudir directamente sin necesidad de haber reservado con antelación, medida de gracia “que aplicamos desde mediados de junio” y que se traduce “en la satisfacción de los visitantes”. Recuerda Ortega que el pico de visitas lo experimentaron en mayo, “después fue bajando y otra vez empieza a remontar, lentamente eso sí”. Por orden de más visitado a menos durante el pasado mes están los Baños Califales, con 960 visitantes, la Posada del Potro con 552, el museo Julio Romero de Torres con 305 y en último lugar el Taurino.

Los museos cordobeses mantienen un ritmo de visitas constante

Los museos cordobeses mantienen un ritmo de visitas constante / AJ GONZÁLEZ

La Mezquita-Catedral es otro monumento visitable en la ciudad. Además del espacio en sí, dentro alberga unas colecciones sueltas de piezas conocidas comúnmente como museos de San Clemente y San Vicente. Fuentes del Cabildo explican que la colección de capiteles también se puede disfrutar en la visita, junto con las firmas de cantero y el Tesoro, “todas ellas colecciones sin consideración de museo en ningún caso”, subraya Agustín Jurado, portavoz del Cabildo catedralicio quien afirma que “aunque son números pandémicos”, el número de visitas va funcionando bien, “cumpliendo las expectativas incluso un poco por encima de lo esperado”. La Mezquita-Catedral cerró en marzo con 53.000 visitantes cuando en circunstancias normales tendrían que haber sido unos 260.000.

En cuanto a las instituciones de patrimonio histórico gestionadas por la Junta, a fecha 30 de junio el enclave de la Sinagoga  recibió un total de 19.715 visitas mientras que el museo de Bellas Artes sumó 2.064 y el Arqueológico 8.095.

Cabe recordar que junto a estos son muchos otros los espacios disponibles en la ciudad como el Museo Vivo de Al-Andalus en la Torre de la Calahorra, que abre al público durante los fines de semana; el Palacio de Viana, donde es necesaria reserva previa; el Museo de la Alquimia, visitable viernes y sábados o el conjunto arqueológico de Medina Azahara entre otros.