Los sindicatos valoran de forma positiva que el Tribunal Supremo haya rectificado su jurisprudencia sobre el personal laboral temporal y considere ahora que los interinos de más de tres años sean indefinidos no fijos. A falta de disponer de más detalles de la sentencia, los sindicatos recuerdan que se trataba de una demanda histórica del sector público. Desde UGT, Isaías Ortega, secretario general de Servicios Públicos de Córdoba, cree que es «de justicia el reconocimiento de indefinido no fijo de todo este personal que lleva años en la administración sin que se resuelva su situación laboral». En UGT reclaman junto a la cobertura de vacantes y la negociación con las distintas administraciones y organismos, el reforzamiento del empleo público, la ampliación de las OPEs, la estabilidad de todo el personal laboral independientemente de su tipo de contrato y la reducción de la temporalidad.

Para la secretaria general de CCOO en Córdoba, Marina Borrego, se trata de una buena noticia porque «no puede haber una temporalidad tan alta en las administraciones públicas. Lo que no era comprensible es que en la empresa privada, un trabajador tenga que ser hecho indefinido no fijo a los tres años y en las administraciones públicas no se aplique la misma norma». Al igual que UGT, CCOO reclama agilizar los procedimientos para cubrir las plazas estructurales que ahora ocupan personal laboral. «Pensamos que deben salir todas las plazas en el proceso de estabilización que estamos negociando a nivel estatal y que hay que eliminar la tasa de reposición para conseguir que las ofertas sean suficientes y que de verdad se reduzca la temporalidad.», comenta Borrego. CCOO también valora que la comunicación del Tribunal Supremo vaya en la línea del sindicato en cuanto a las indemnizaciones.

En CCOO niegan que el fallo vaya a producir despidos porque «ese personal cubre puestos estructurales y solo se extingue la relación laboral en el caso de convocar la oposición (para eso las indemnizaciones). Para estos casos CCOO defiende el concurso oposición aunque opina que un trabajador que lleva 20 años en un puesto debería tener una vía de acceso directo al funcionariado a través de un concurso de méritos». 

CSIF valora que el Supremo aporte «una mayor protección y seguridad jurídica al personal interino laboral» y establezca de manera muy clara la duración máxima de tres años para cubrir las vacantes, «salvo que se haya iniciado el proceso selectivo y este período no podrá interrumpirse con la excusa de la paralización de las ofertas de empleo público». Esta doctrina pone de nuevo el foco, tal y como lleva señalando CSIF, en el abuso de la temporalidad por parte de nuestras administraciones. «Este problema requiere de una vez por todas de una propuesta efectiva por parte del Ministerio de Política Territorial y Función Pública que ponga coto a esta práctica».

CGT también valora el fallo de modo positivo y lo considera «un paso más para dar solución al personal interino e indefinido». Desde CGT instan al Ayuntamiento de Córdoba a actuar «con prudencia» y proceda a paralizar cualquier convocatoria con personal en estas condiciones ante la inminente solución de la vía legislativa.