El Gobierno ha aprobado el anteproyecto de ley de Convivencia Universitaria que pone fin al Reglamento de Disciplina Académica de los Centros de Enseñanza Superior y Enseñanza Técnica firmado por Franco en 1954 y todavía vigente. A partir de ahora, realizar novatadas con grave menoscabo de la dignidad de las personas, el acoso o el plagio son conductas que podrán ser castigadas con la expulsión de dos meses a tres años de la universidad.

En la Universidad de Córdoba este anteproyecto se ve como «muy positivo» porque, como declaró a este periódico la vicerrectora de Estudiantes, Carmen Balbuena, en relación a las novatadas, por ejemplo, «cada universidad buscaba su fórmula para controlarlas y lo más común era por resolución rectoral, pero no teníamos el amparo normativo, y este anteproyecto nos proporciona un marco de actuación común a las universidades».

En la UCO, las novatadas, esas bromas de mal gusto que se cebaban contra lo estudiantes que accedían a la universidad, se prohibieron desde finales de los años 90, bajo el mandato de Eugenio Domínguez, hace casi 24 años. En su lugar, los sucesivos rectores fueron introduciendo actos de bienvenida a los jóvenes estudiantes que por primera vez accedían a los campus

La vicerrectora de Estudiantes afirma, a este respecto, que cada año, al inicio de curso, se insiste a los colegiales de colegios mayores y residencias y a estudiantes sobre todo de los primeros cursos que las novatadas u otros actos que atenten contra otros alumnos están prohibidas y que su incumplimiento llevará consigo sanción o expediente disciplinario.

No obstante, Balbuena asegura que en la UCO «la convivencia goza de muy buena salud» y que no ha tenido conocimiento en los casi 8 años que lleva ocupando cargos de «ningún problema grave, salvo algún roce o discusión».

Reglamentación para evitar esas "bromas de mal gusto" hacia los novatos

En septiembre del 2013, el Colegio Mayor Universitario de la Asunción se adhirió al manifiesto de rechazo a las novatadas redactado por el Consejo de Colegios Mayores Universitarios de España que fue suscrito por distintos centros de este tipo e instituciones de todo el país, según informó la Universidad de Córdoba. Un problema para cuya erradicación el documento considera imprescindible la colaboración tanto de los padres como de las diversas instituciones educativas, jurídicas y políticas concernidas.

El texto establecía que los colegiales de un Mayor deben distinguirse por su esfuerzo, madurez, inquietud cultural, altruismo y comportamiento solidario distinguiendo, como rasgos típicos de las novatadas, el doblegamiento de la voluntad a través de la coacción psicológica o física que impide el ejercicio de la libertad y el establecimiento interesado de una jerarquía entre quienes las imponen y entre quienes las sufren, destacando el contexto de silencio y clandestinidad en que se enmarcan.

Por otro lado, el 1 de julio del 2016, el Consejo de Gobierno de la UCO aprobó el Reglamento de Convivencia. En él no se habla específicamente de novatadas pero sí de que se prohíbe toda actuación que suponga "discriminación por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, nacionalidad, enfermedad, orientación sexual e identidad de género, condición socioeconómica, idiomática o lingüística, o afinidad política y sindical, o por razón de apariencia física, o por cualquier otra condición o circunstancia personal o social, de los miembros de la Universidad de Córdoba, del personal de las entidades colaboradoras o que presten servicios en la Universidad de Córdoba".

Asimismo, en el Reglamento se prohíbe la realización de "cualquier acto atentatorio contra la seguridad de las personas o cosas o que las ponga en riesgo indebido y la tenencia de objetos a tal fin" así como "realizar cualquier acto atentatorio contra la salubridad e higiene que suponga un riesgo inaceptable o cause perjuicio a los demás miembros de la Universidad de Córdoba o dificulte la convivencia".

Se prohíbe igualmente "la realización de cualquier acto atentatorio contra la tranquilidad en la Universidad de Córdoba que impida o dificulte la normal prestación del servicio por afectar a la docencia, la investigación, el estudio, la gestión administrativa, la celebración de actos académicos o el desarrollo de procesos electorales".

En el anteproyecto de ley de Convivencia Universitaria recién aprobado por el Consejo de Ministros, se considera "muy grave" hacer novatadas o cualesquiera otras conductas o actuaciones de análoga naturaleza que supongan un grave menoscabo para la dignidad de las personas, e impedir el correcto desarrollo de los procesos electorales de la universidad.