El plazo para solicitar plaza en educación Infantil del primer ciclo (0-3 años) ha finalizado este viernes 30 de abril, tras un proceso que comenzó el día 1. La escolarización en esta etapa educativa no obligatoria está considerada esencial en el desarrollo cognitivo de los niños y con repercusión directa en su futuro rendimiento académico, además de suponer una importante medida para la conciliación familiar.

En Córdoba se ofertan 11.809 plazas públicas en este primer ciclo de Educación Infantil, 133 más que el curso anterior. Pero la bajada de la natalidad, unido a la pandemia, no apuntan buenas perspectivas, ya que durante el actual curso «la media de desocupación de las aulas está siendo de un 35%, que ya hace prácticamente inviable la supervivencia de las escuelas», apunta el presidente de Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A), José Luis Victorio, una de las patronales del sector.

Para Victorio, el proceso de escolarización ha sido «decepcionante, porque los centros no paran de manifestarnos su tremenda incertidumbre y preocupación porque no sólo es que no llenan las plazas -que ya costaba llenarlas los últimos años- es que el descenso de las solicitudes es muy preocupante». Esto hace que las previsiones para septiembre «sean muy inquietantes, porque en muchos de los casos es imposible levantar la persiana con tan pocos alumnos, ya que nuestras escuelas tienen todas las plazas adheridas a la Junta de Andalucía y sólo cobran por plaza ocupada».

Aunque la tendencia a la baja en el número de matriculaciones es una tónica general de los últimos años, “el miedo al virus, sumado a la compleja situación económica de muchas familias por los ERTE o el desempleo, ha hecho que esta caída de las solicitudes sea aún mayor. Tenemos centros situados en zonas nuevas con mucha gente joven que tienen la suerte de sufrir descensos de la demanda menores, alrededor de un 15%, pero tenemos otros que han tenido hasta un 25% de menos solicitudes que años anteriores”, ha declarado a este periódico el presidente de la patronal de escuelas infantiles.

A pesar de esta situación, “la Administración tampoco pone alternativas encima de la mesa, por ejemplo, cambiado el ejercicio económico a tener en cuenta para las bonificaciones, ya que se está teniendo en cuenta el de 2019, año en el que las circunstancias económicas y laborales de las familias eran mucho mejores que en 2020”.

No obstante, Victorio recuerda que, al igual que este año, en el próximo curso los centros de primer ciclo de Educación Infantil podrán admitir nuevos alumnos durante todo el curso en las escuelas que tengan plazas libres (la inmensa mayoría), y sus familias tendrán la opción de solicitar la bonificación durante todo el curso. “Esperamos que el ritmo de vacunación crezca y se recupere poco a poco la normalidad y la actividad laboral, para que se incremente la demanda a partir de septiembre”.

Finalmente, el presidente de CEI-A defendió que las escuelas infantiles “son espacios muy seguros para aprender, y así lo hemos demostrado este curso”, a lo que hay que añadir los múltiples beneficios de la etapa de 0 a 3 años, ente los que se encuentran: aumento de la autoestima y la autonomía, fomento de la socialización, mejor rendimiento académico futuro o mecanismos de atención temprana para la detección de trastornos o anomalías.

Andalucía es la cuarta comunidad con mayor tasa de escolarización de este alumnado, con un 47% aproximadamente, un valor que supera con creces las recomendaciones de la Unión Europea para este año 2021 y que se sitúa en una tasa de cobertura superior al 33%