SALUD

El Reina Sofía realiza los dos primeros trasplantes de médula ósea en domicilio

Ha sido el segundo hospital andaluz en llevar a cabo esta innovación, que reduce el tiempo de ingreso y recuperación

M.J. Raya

M.J. Raya

El hospital Reina Sofía ha llevado a cabo los dos primeros trasplantes autólogos de médula ósea, con células madre del propio paciente, en domicilio, y se encuentra ya preparando un tercero. Se trata del segundo hospital andaluz en llevar cabo esta innovación, después del Regional de Málaga, y el objetivo, según ha explicado este jueves la responsable de la unidad de Hematología y Hemoterapia del Reina Sofía, Concepción Herrera, es que los más de 30 injertos de progenitores hematopoyéticos autólogos de estas características que efectúa anualmente el hospital cordobés se puedan realizar por esta vía, siempre que se cumplan determinados requisitos.

La lucentina Mercedes Rodríguez Osuna, de 60 años, ha sido la primera paciente en beneficiarse de este avance. Tratamiento que reduce el tiempo de ingreso y de recuperación, ya que permite que el paciente pueda marcharse del hospital a su casa a las 24 horas de recibir el injerto, siendo trasladado por el 061, frente a las 2 o 3 semanas que tendría que permanecer en el hospital si el trasplante no es domiciliario.

El Reina Sofía realiza los dos primeros trasplantes de médula ósea en domicilio

El Reina Sofía realiza los dos primeros trasplantes de médula ósea en domicilio

Para el buen desarrollo de este programa, son "figuras clave" también los cuidadores de estos pacientes, como ha resaltado la directora gerente del hospital Reina Sofía, Valle García. "Hay una participación más activa del paciente y del cuidador en este tipo de proceso, se favorece la recuperación y se reducen complicaciones", ha remarcado.

El segundo paciente trasplantado gracias a esta técnica ha sido el cordobés Luis Jiménez López, de 61 años. Ambos pacientes, que fueron trasplantados para tratar sendos mielomas múltiples (un tipo de cáncer de médula ósea), han agradecido la implicación del equipo médico y de enfermería que ha hecho posible este logro. Los trasplantes autólogos están indicados para diagnósticos de mieloma y linfoma y cada vez se llevan a cabo con más frecuencia en el Reina Sofía, que realizó 23 injertos de este tipo en el 2015 y subió hasta 36 en el 2019.

Respaldo de la AECC

La directora gerente del hospital ha presentado en el Reina Sofía este programa denominado TAD -Trasplante Autólogo Domiciliario-, "al que se le ha puesto mucha ilusión y cariño". Ha estado acompañada por la directora de la Unidad de Hematología, y por las responsables del programa, la enfermera Laura Romero y la hematóloga, Estefanía García. Tanto Romero como García se estuvieron formando en esta técnica en el hospital Clínico de Barcelona (centro referente en este trasplante).

La doctora Herrera ha resaltado el respaldo de la Asociación Española contra el Cáncer en Córdoba (AECC), que cuenta con un piso en la capital que permite que pacientes y cuidadores que residen lejos de Córdoba puedan hacer uso de una vivienda, con cargo a la AECC, para que el enfermo reciba y se recupere del trasplante de progenitores hematopoyético en domicilio. "Si somos capaces de ahorrar estancias, podemos atender a otros pacientes que si van a necesitar necesariamente nuestras cámaras de trasplante", ha añadido la jefa de Hematología.

Estefanía García ha precisado las ventajas de este trasplante (atención más personalizada y humanizada, mejora del entorno familiar, participación activa en el proceso, disminución de riesgo de infecciones, entre otras). Por su parte, Laura Romero ha destacado que "este tipo de trasplante es un gran paso y humanización de la asistencia sanitaria. Las enfermeras somos las que realizamos las visitas al domicilio del paciente dos veces al día; hacemos a su vez la valoración del cuidador y le prestamos atención sanitaria para que lleven a cabo la medición de constantes, temperatura, entre otros requisitos, para que colabore con enfermería en cuidados básicos".

Valoración de los pacientes

Valoración de los pacientes"La AECC, médicos y enfermeras se han portado muy bien", ha apuntado Mercedes Rodríguez, que cuenta con su marido, Cristóbal García Román, como entregado cuidador. "Estamos muy agradecidos con todo el equipo del Reina Sofía; con la AECC, por cedernos el piso; con Ana, voluntaria de esta asociación, por hacernos la compra. Ha sido una experiencia muy bonita", ha manifestado Cristóbal.

"Empecé a estar mala en abril del año pasado. Tenía muchos dolores, pero como mi médico me atendía por teléfono me mandaba tratamiento para el dolor, me pinchaban en el hospital de Cabra, pero no mejoraba", ha relatado Mercedes. Tras un análisis privado, "en el hospital de Cabra me diagnosticaron y luego me derivaron al Reina Sofía", ha añadido. Su marido ha contado que los cuidados no le han resultado difíciles y que se levanta tres o cuatro veces por la noche para ver cómo va su mujer. "A quienes necesiten este trasplante que lo acepten, que está muy bien esto", ha abundado Cristóbal.

En el caso de Luis a él le diagnosticaron el mieloma múltiple hace dos años y desde entonces "ha sido maravillosa la atención en el Reina Sofía. Le doy gracias a todo el mundo". Su mujer, María Araceli Fernández Gómez, se ha sentido muy apoyada como cuidadora. Animo a quien lo necesite porque van a estar respaldados por un equipo maravilloso. Os vais a sentir felices de ver a vuestra pareja cada día mejor". Este matrimonio se ha trasladado a una parcela familiar para estar así más aislados y cuentan con la ayuda de su hija mayor, que les hace la compra.