El gobierno local ha anunciado que buscará fórmulas alternativas y suplementarias para abonar la mitad de la subvención a la Agrupación de Cofradías que por problemas técnicos y al no haberse celebrado la Semana Santa del 2020 no ha podido pagarse en su integridad. El portavoz del Partido Popular, Miguel Ángel Torrico, ha asegurado que en un convenio distinto se abonará una cantidad de en torno a 150.000 euros, que es la que se adeuda en estos momentos a las hermandades y cofradías del convenio inicial, que ascendía a 300.000 euros. Estas declaraciones las ha hecho minutos antes de que la portavoz de Vox haya exigido el cese fulminante de la concejala de Promoción, la popular Marián Aguilar.

En todo caso, el edil del PP ha asegurado que la apuesta de este gobierno municipal por el mundo cofrade es "clara, firme y decidida", y que se vio reflejada en los presupuestos del 2020, al pasar de una subvención anual de 220.000 euros a una de 300.000 euros. "La apuesta es indudable e incuestionable por las cofradías", ha dicho Torrico. Asimismo ha vuelto a explicar los problemas técnicos para que no se haya podido cobrar en su integridad, al haberse suspendido la Semana Santa el año pasado por la pandemia.

No obstante ha insistido en que no se quedarán ahí, porque el equipo de gobierno, con el alcalde a la cabeza son conscientes de la labor social y asistencial importante que han hecho las Cofradías a lo largo de este tiempo. "Estando o no dentro del convenio esa labor requiere un reconocimiento económico de la manera que jurídicamente sea viable", ha añadido. "Vamos a trabajar para buscar la fórmula para que tengan ese reconocimiento y la cuantía para poder seguir manteniendo sus actividades durante 2021", ha añadido el portavoz popular. "Estoy convencido de que ese reconocimiento económico se va a dar de la forma más eficaz y más rápida posible", ha concluido.