El diputado del PSOE por Córdoba Antonio Hurtado ha defendido los cambios producidos en la PAC "para poner fin a la discriminación que sufren en estos momentos los agricultores y los ganaderos cordobeses y ha criticado que los defensores del status quo de la PAC son los grandes privilegiados, aquellos que ven los fondos públicos de la Política Agraria Común como un derecho privado o un jugoso dividendo para su enriquecimiento personal, no necesariamente destinándolo al campo".

Así lo señala Hurtado en una nota de prensa, donde ha destacado que “lo que es justo y razonable es que dos personas que cultivan lo mismo en la misma zona y en las mismas condiciones reciban la misma ayuda por hectárea” y ha añadido que “hay agricultores cordobeses de pago básico, incluso vecinos de parcela, que teniendo el mismo cultivo reciben ayudas por hectárea muy diferentes, en función de lo que producían hace 20 años”.

Según el socialista, “el Gobierno quiere poner fin a una discriminación que llevamos arrastrando desde hace demasiado tiempo y que impide destinar más fondos públicos a quien más lo necesita”.

“Hay muchos agricultores y ganaderos que reciben menos ayuda de la que se merecen y son más los que ganan que los que pierden con el nuevo sistema” ha apuntado el diputado socialista, que ha añadido que “el 56 por ciento de los beneficiarios de ayudas PAC de España verán incrementada su ayuda por hectárea y en cualquier caso las modificaciones son muy limitadas, por debajo del 10 por ciento”.

El diputado socialista ha señalado que “es un avance modesto, pero necesario para reducir la discriminación entre agricultores de una misma región, que producen en las mismas condiciones”, y ha subrayado que “los apoyos de la PAC son para las explotaciones familiares y profesionales que lo necesitan para ser viables y competitivas creando tejido económico y social”.

Por último, Hurtado ha explicado que “no se pueden perpetuar privilegios ni injusticias, queremos una Andalucía moderna, solidaria y protegida de los abusos de los privilegiados”, y ha concluido que “no hemos visto nunca una instrumentalización tan burda del sector como la que ejerce la consejera de Agricultura, convocando por sorpresa, sin dar ocasión de análisis y reflexión, la Mesa de Interlocución, con el único objetivo de intentar desgastar al Gobierno de la nación”.