Kiosco

Diario Córdoba

ESPAÑA, LA RUTA DEL MISTERIO

Se acerca la magia en la Noche de San Juan

La madrugada del 23 al 24 de junio se celebra la noche de San Juan, que hunde sus raíces en antiguos ritos paganos relacionados con el solsticio

Una hoguera de San Juan. SHUTTERSTOCK

España, la ruta del misterio

Una sección coordinada por José Manuel Morales

Han colaborado (por orden de intervención): Álvaro Martín, José Manuel Frías, Juan Manuel García, Santi García, Enric Sabarich, Juan Carlos Pasalodos, David Caballero, Juanca Romero, Marta Embid, Adrián Martínez, Álvaro Anula, Jorge Sánchez, Jorge Ríos, Manuel Jesús Segado, Verónica Cano, José Luis Hinojal

Este capítulo pone el broche a la ruta por la España misteriosa, la serie de artículos que iniciamos en octubre y que, semana a semana, le han ido acercando a algunos enclaves de nuestro país marcados por lo inexplicable. Durante los últimos meses hemos podido conocer los secretos de iconos del misterio patrio como la antigua Diputación de Granada, el Cortijo Jurado de Málaga, el Monasterio de El Escorial o el Palacio de Linares de Madrid. También hemos descubierto lugares tan fascinantes como la Cueva del Tesoro del Rincón de la Victoria, el conjunto monumental de San Pedro de Roda o el Museo Arqueológico de Alicante, y nos hemos sorprendido con historias tan curiosas como las que albergan la Seo Vieja de Lérida, la parroquia de Santa María de Badalona o la Torre Calahorra de Elche.

La elección del momento no es baladí. Abrimos esta caja de Pandora a finales de octubre, cerca de la festividad de Halloween, y la cerramos, al menos por ahora, cuando se acerca la otra noche más mágica del año. En la madrugada que va del próximo jueves al viernes, miles de personas encenderán fogatas, saltarán sobre ellas, pedirán deseos y quemarán recuerdos. Pero esto no es nuevo, se lleva haciendo desde que el hombre es hombre. Como nuestros antepasados notaban que a partir de esta fecha los días se volvían más cortos, temían que el Sol, del que dependían para sobrevivir, estuviera debilitándose. Por eso idearon distintos rituales de fuego con los que creían reforzarlo, desde procesiones con antorchas hasta echar colina abajo ruedas ardiendo, pasando por saltar por encima de las hogueras. Luego llegó el cristianismo y, en un nuevo ejercicio de sincretismo, trató de relacionar estas celebraciones tan populares con personajes de su santoral. Para ello tomó como referencia al dios romano Jano, que era bicéfalo, y lo convirtió en los dos Juanes. ¿Por qué? Porque el día del Evangelista es el 27 de diciembre, y el del Bautista, el 24 de junio, y eran los santos que caían más cerca de los solsticios de invierno -21 de diciembre- y verano -21 de junio-.

Fiesta de San Juan de Jules Breton (1875). Shutterstock

Según viejas leyendas, la noche de San Juan es el momento en el que las puertas que mantienen a los seres del bajo astral al otro lado se abren, dejándolos colarse en nuestra realidad por unas horas. Estas creencias aseguran que esa noche, hadas y duendes campan a sus anchas por nuestros bosques, las ninfas se bañan en nuestros ríos y las entidades espectrales se manifiestan más que nunca. Buen momento, pues, para acercarse a cualquiera de los enclaves que hemos señalado en los capítulos anteriores, intentar cruzarse con lo desconocido, y sentir la herencia eterna y misteriosa de nuestro país.

*Director de Rutas Misteriosas

www.rutasmisteriosas.es

[Aquí puede leer la serie la Córdoba misteriosa]

Compartir el artículo

stats