Kiosco

Diario Córdoba

CAMBIO CLIMÁTICO

Redes ciudadanas de reutilización

Sadeco pone en marcha varias iniciativas para fomentar la economía circular en el marco del proyecto europeo Reusemed

Una de las acciones de formación y concienciación desarrollada en el marco de este proyecto. CÓRDOBA

Contenedores en los mercados municipales para recoger alimentos no perecederos, compostelas comunitarias para incentivar que los ciudadanos conviertan sus residuos orgánicos, de poda y vegetales en compost, y puntos de intercambio de libros y pequeños enseres a pie de calle. Estas son algunas de las iniciativas que pondrá en marcha en breve la empresa municipal Saneamientos de Córdoba (Sadeco), en el marco del proyecto europeo Reusemed que lidera en España esta empresa municipal, en colaboración con la Asociación Nacional de Empresas Públicas de Medio Ambiente (Anepma), y cuyo objetivo último es fomentar las actividades de reutilización, configurando auténticas redes en este sentido en toda la ciudad.

Este proyecto, que comenzó en julio del 2020 y que se extenderá hasta junio del 2023 -y en el que Sadeco está gestionando casi 850.000 euros de los 3,2 millones de euros de inversión total de la UE- afronta ya el último tercio de su recorrido temporal en el que se irán haciendo realidad cada vez más sus distintas actuaciones.

Entre ellas, en breve se instalarán en los mercados municipales contenedores, cuyo diseño está prácticamente ultimado, para que los ciudadanos depositen alimentos no perecederos que serán recogidos para el Banco de Alimentos de Córdoba. Junto a estos contenedores, que se darán a conocer con una campaña de difusión, habrá un técnico que también explicará los beneficios de no desperdiciar comida y del aprovechamiento y correcto tratamiento de los residuos orgánicos para una ciudad más sostenible, como explica Rafael Pastor, encargado de la puesta en marcha de este proyecto en Córdoba.

La barriada de Trassierra acogerá en breve tres compostelas comunitarias

decoration

De igual manera, y en relación con los desperdicios alimentarios y de otros restos orgánicos, también se van a instalar tres compostelas comunitarias a pie de calle, inicialmente en tres puntos de la barriada periférica de Trassierra, para las que Sadeco está registrando los vecinos interesados en depositar sus restos para la formación de compost, que posteriormente sería repartido entre los propios vecinos.

«Estas compostelas están compuestas de tres cajones de uno por un metro -explica Rafael Pastor-, y el compost que se generé será entregado a los vecinos más asiduos o que residen habitualmente en Trassierra», en una iniciativa para la que, hasta la fecha, hay unos 60 cordobeses registrados. De igual manera, se repartirán compostelas individuales, tras explicar a los ciudadanos su funcionamiento y su uso adecuado.

Seguiendo con las redes de reutilización por las que aboga el proyecto Reusemed, Sadeco también trabaja en el establecimiento de unos escaparates de libros, en este caso en colaboración con la asociación cultural El Alambre. Una especie de intercambiador de libros en los que los ciudadanos podrán depositar los libros que ya no utilizan para que puedan ser leídos por otros. Inicialmente se instalarán diez escaparates en otros tantos parques públicos de la ciudad.

Decálogo para reducir el desperdicio de alimentos, que difunde Sadeco. CÓRDOBA

Además, y aunque inicialmente estaba fuera del proyecto original, también se están diseñando unos contenedores especiales para que, a especie de cajón de sastre, los ciudadanos puedan intercambiar pequeños enseres. «Se trata de esos objetos que, estando aún en buenas condiciones, ya no utilizamos, como por ejemplo una lámpara, una mesita, y que los ciudadanos pueden intercambiar y reutilizar tal cual o con una mínima reparación», señala Pastor.

Esta idea también se trasladará a las escuelas, para que los niños también dispongan de un cajón, simulando una pequeña casita, a través de la cual también poder intercambiar juguetes educativos, libros, etc.  

En paralelo a todas estas iniciativas, y dentro de este proyecto europeo, Sadeco viene desarrollando, en colaboración con diversas entidades, talleres formativos sobre pequeñas reparaciones de muebles, sobre reutilización de ropa, sobre reparación de equipos electrónicos e informátivos, y sobre el manejo de las citadas compostelas.

Diez parques públicos dispondrán de ‘escaparates de libros’ para su intercambio

decoration

En este último caso, Trassierra acogió el pasado mes de febrero Kompofest, un evento en el que se dio a conocer este sistema de generación de compost para huertos con residuos orgánicos y restos de poda.

En definitiva, un proyecto liderado por Sadeco que continúa apostando por superar la vieja economía lineal de producir, usar y tirar; y entrar de lleno en la era de la economía circular, con vistas a una economía local más verde, sostenible y mitigadora de los efectos del cambio climático.

Compartir el artículo

stats