LA CRÓNICA

El Córdoba CF golea otra vez al Atlético de Madrid B y regresa al tercer puesto

Carracedo firma un gran partido con dos asistencias y un tanto para superar a un filial colchonero que intentó oponer resistencia en vano

José Antonio Martínez se estrenó con la camiseta blanquiverde y Antonio Casas rompió su sequía goleadora

Ignacio Luque

Ignacio Luque

El Córdoba CF se impuso con claridad y relativa comodidad este domingo en El Arcángel al Atlético de Madrid B (4-1) con goles de Kike Márquez, Simo, Carracedo y Antonio Casas para los blanquiverdes y de Cala para los colchoneros en un encuentro que no tuvo excesiva historia. El filial rojiblanco intentó oponer su resistencia física y velocidad a la mayor calidad cordobesista, pero los de Ania lograron adelantarse en el marcador en su primera llegada clara al marco rival. Luego, en un error cordobesista, el equipo de Tevenet logró empatar el encuentro, aunque fue un espejismo, ya que Simo, antes del descanso, volvió a adelantar al Córdoba CF. Ya en la segunda parte, Carracedo, el mejor jugador del Córdoba CF en el encuentro, anotó el tercero para los blanquiverdes, que con este resultado se aúpan de nuevo a la tercera plaza de la clasificación y reducen distancias con los dos primeros, situados ahora a diez puntos. Para redondear la felicidad blanquiverde, Antonio Casas anotó el gol que cerraba la cuenta y que rompía una sequía de casi tres meses sin anotar del delantero rambleño.

Intenso inicio

Iván Ania se decantó por seguir dando su confianza a Matías Barboza como pareja de Adrián Lapeña en el eje de la defensa y reservar a José Antonio Martínez para su estreno como blanquiverde. También apostó por Simo Bouzaidi como alternativa al sancionado Adilson Mendes, en su primera titularidad, precisamente, desde el encuentro de la primera vuelta ante el filial colchonero, (10 jornadas después), por lo que Álvaro Leiva debió esperar su oportunidad para estrenar una titularidad con la camiseta cordobesista. Y también introdujo el asturiano en el once a Kike Márquez, que había sido duda en las últimas horas por su estado físico.

Simo Bouzaidi regatea a un rival durante el encuentro entre el Córdoba CF y el Atlético de Madrid B.

Simo Bouzaidi regatea a un rival durante el encuentro entre el Córdoba CF y el Atlético de Madrid B. / A.J. GONZÁLEZ

Lo más llamativo del arranque del Córdoba CF es que no hubo tal arranque, como en otros encuentros en El Arcángel. El Atlético de Madrid B se empeñó en un derroche físico, con presión alta y también sobre los hombres del mediocampo cordobesista que hizo imposible el flujo de juego por parte del equipo de Iván Ania.

Gol de Kike Márquez

De hecho, incluso Diego Bri y Nabil rondaron el área blanquiverde, aunque sin un peligro real para la integridad del marco de Carlos Marín. Es más, la primera ocasión del Córdoba CF se tradujo en gol. Apenas se llevaban diez minutos de juego frustrante ante el bloqueo colchonero cuando Christian Carracedo recibía un balón en su banda para largar un centro envenenado al segundo palo en donde Kike Márquez se aprovechaba de la pasividad de Lalo para batir a un Iturbe que se había vencido incluso antes de que el sanluqueño impactara con el balón. Lo mejor que se podía decir del Córdoba CF es que no se desesperó ni se desanimó. A pesar de que el Atlético de Madrid B no le permitía esa continuidad que normalmente necesita el conjunto blanquiverde para generar ocasiones, lo cierto es que aprovechó lo mínimo que se fabricó o que le permitió fabricar el rival para anotar el primer tanto de la noche. Y, además, lo hizo con precisión.

Cuando había hecho lo más difícil, el Córdoba CF dio un paso atrás, ya que apenas cuatro minutos después recibía el gol del empate en un demérito cordobesista, más que en un mérito rojiblanco. Carlos Marín mandaba un balón comprometido a Diarra, de espaldas, en el inicio de una jugada blanquiverde. El maliense no controlaba bien el esférico y Cala aprovechaba el falló para recibir el balón, regatear al portero local y anotar el tanto del empate. Un jarro de agua fría.

Lo más curioso es que volvió a repetirse al historia de partido. Tras el empate colchonero, el encuentro volvió a esa fase de atranque por parte blanquiverde ante la presión rojiblanca. El equipo de Tevenet conseguía que el Córdoba CF no tuviera fluidez ni continuidad y aunque logró alguna llegada (dos de ellas con Simo, min. 22 y 29), tampoco consiguió generar en la grada el calor de haber acumulado ocasiones que hicieran dudar a los chavales del filial colchonero.

Pero de nuevo apareció Carracedo para desatascar. El extremo blanquiverde era imparable para Marco, ni para Pablo Pérez, ni para Mariano. Así que volvió a sacarse un centro desde la derecha que la defensa rojiblanca no supo despejar con contundencia, dejando el balón muerto en su propia área, circunstancia que aprovechó Simo Bouzaidi para adelantar de nuevo al Córdoba CF en el marcador tras anotar casi a placer.

El Atleti B acusa el gol de Simo

Pareció acusar ese segundo golpe el equipo de Tevenet. O eso, o que no se puede aguantar ese derroche físico en la presión durante tanto tiempo. El caso es que tras el 2-1, a Córdoba CF se le vio algo más cómodo en el terreno de juego y transmitía la sensación de tener más tiempo para pensar, para recibir el balón y ver hacia dónde dirigir el juego. La sensación era que, por fin, el Córdoba CF podía jugar a lo que quería sin tensión añadida, por lo que sumó tres llegadas más y logró que el rival no pisara campo blanquiverde. Pareciera que ambos conjuntos esperaron al descanso para recibir instrucciones de sus entrenadores ante el panorama planteado: el Córdoba CF era capaz de anotar hasta dos goles sin tener una gran fluidez de juego y superando una gran presión por parte colchonera. Y el gol visitante llegó por un error del Córdoba CF en la salida de balón, no por una virtud visitante. Para mostrar superioridad sobre el adversario, en ocasiones, no es necesario sumar infinidad de llegadas y oportunidades. Basta con ser preciso en el momento oportuno. Y el Córdoba CF lo fue.

Inicio del segundo acto con debut

El segundo acto comenzó con el debut obligado de José Antonio Martínez con la camiseta blanquiverde, ya que Matías Barboza sufrió un mareo casi en la primera acción del encuentro en ese segundo acto y, tras ser atendido por las asistencias, éstas recomendaron su relevo.

Simo celebra su gol, segundo para el Córdoba CF ante el Atlético de Madrid B.

Simo celebra su gol, segundo para el Córdoba CF ante el Atlético de Madrid B. / A.J. GONZÁLEZ

Iba a tener el onubense un estreno plácido. El Atlético de Madrid B, quizá por el recuerdo del encuentro de la primera vuelta, no se atrevía a tomar el mando del partido a pesar de que el Córdoba CF dio ese pasito atrás para salir al contragolpe. Temiendo precisamente esas rápidas transiciones blanquiverdes, el filial colchonero nunca buscó con convicción la portería de Carlos Marín. Pero tanta precaución no le iba a servir de nada.

Llega el tercero...

En una subida de Calderón, el lateral zurdo cordobesista ponía el balón sobre el centro del área pequeña rojiblanca en donde el intento de remate de cabeza de Kike Márquez se convirtió en una asistencia a Carracedo, que anotaba el tercero de la noche y redondeaba una gran actuación del catalán.

El Atlético de Madrid B de Luis García Tevenet parecía aceptar definitivamente la evidencia. La superioridad del Córdoba CF era más que evidente y a pesar de haber concedido relativamente poco al conjunto blanquiverde, los de Ania lograban decantar el partido a su favor sin alharacas, pero con precisión y contundencia. Por lo tanto, el último cuarto de encuentro pareció, realmente, un amistoso. Ania dio entrada a Casas y a Kuki Zalazar, Tenevet hizo lo propio con El Jebari, Mestanza y Abde y tanto unos como otros daban por bueno el resultado.

...Y el cuarto

No lo pensó así Antonio Casas. El rambleño veía una gran oportunidad ante el filial colchonero y la aprovechó. Al poco de saltar al terreno de juego, Álex Sala iniciaba una jugada cerca de la frontal rojiblanca, apoyándose en Kuki Zalazar, que le devolvía el balón para adentrarse hasta la línea de fondo y lanzar un centro raso que era aprovechado por Antonio Casas para cerrar la goleada al Atlético de Madrid B por parte del Córdoba CF y también para decir adiós a su sequía anotadora, que se prolongaba desde el pasado 22 de noviembre. Así, la felicidad en el Córdoba CF fue completa.

Ficha técnica

4-Córdoba CF: Carlos Marín, Carlos Albarrán, Adrián Lapeña, Matías Barboza, Calderón, Álex Sala, Diarra, Carracedo, Kike Márquez, Simo, Alberto Toril.

Cambios: José Antonio Martínez por Matías Barboza (48’), Kuki Zalazar por Kike Márquez (63’), Antonio Casas por Alberto Toril (63’), Álvaro Leiva por Simo (79’), Iván Rodríguez por Carracedo (79’).

Entrenador: Iván Ania.

1-Atlético de Madrid B: Iturbe, Pablo Pérez, Lalo, Mariano, Marco, Mini, Assane Ndiaye, Cala, Nabil, Diego Bri, Niño.

Cambios: El Jebari por Nabil (64’), Mestanza por Diego Bri (64’), Abde por Cala (71’), Boñar por Lalo (87’), Joel por Niño (87’).

Entrenador: Luis García Tevenet.

Goles: 1-0 (10’) Kike Márquez. 1-1 (14’) Cala. 2-1 (33’) Simo Bouzaidi. 3-1 (59’) Carracedo. 4-1 (83’) Antonio Casas.

Árbitro: Gonzalo Sánchez (C. Castellano-Manchego). Mostró amarilla a Cala (30’), Lalo (49’), Carracedo (66’), José Antonio Martínez (90’), Mariano (90’).

Incidencias: El Arcángel. Jornada 23 de Liga en Primera Federación. 9.512 espectadores.