SALA DE PRENSA

Iván Ania y el saldo en Melilla: "Nos llevamos una victoria muy trabajada en un campo muy complicado"

El preparador del Córdoba CF tranquilizó en torno a la situación de Gudelj, además de matizar lo “incómodo” del choque y la capacidad de sus pupilos para acertar pese a la falta de claridad

“Creo que nos llevamos tres puntos meritorios y merecidos”, señala, afirmando que el central “en todo momento ha estado consciente” y espera unirse a la expedición en su regreso a Córdoba

Iván Ania, durante el choque ante el Melilla en el Álvarez Claro.

Iván Ania, durante el choque ante el Melilla en el Álvarez Claro. / LOF

Cuando falta frescura o claridad, aparece el oficio. El Córdoba CF tiró de galones de equipo noble en un pulso enrevesado hasta la extenuación frente al Melilla (0-1), al que tan solo un gol de José Calderón -más bien golazo- pudo sacar de su idea de sumar en el Álvarez Claro esta jornada, a la que no le faltó de nada, para bien y para mal. También hubo espacio para el suspense, precisamente, con el leve desvanecimiento protagonizado por Dragisa Gudelj, que dejó minutos de silencio tenso en el feudo melillense para acabar abandonando el partido en dirección al hospital, ahora pendiente de someterse a más pruebas médicas y con un diagnóstica inicial favorable, aunque reservado. «En principio nos han comunicado que está en el hospital, está estable. En todo momento ha estado consciente, posiblemente vuelva ahora con nosotros en el viaje de regreso. Ha sido un susto grande, pero con un buen final», afirmó Iván Ania, preparador blanquiverde, tranquilizador tras el duro choque en tierras norteafricanas.

Un duelo incómodo

Pese a que el fútbol, por momentos, pasó a un segundo o incluso tercer plano ante los de Juan Sabas, la lectura del ovetense es clara: faltó algo de viveza, pero volvió a aparecer la misma pegada resolutiva de las últimas semanas. «Nos llevamos una victoria muy trabajada en un campo muy complicado. Un partido en el que hubo pocos momentos en los que estuviéramos cómodos, porque no podíamos desarrollar nuestro juego. Al final, en una de las pocas ocasiones claras que tuvimos, fuimos capaces de hacer el gol», analizó.

Otra de las claves extraídas, además, radicó en el buen hacer defensivo, máxime ante un Melilla volcado que atacó uno de los reiterados puntos flacos del Córdoba CF desde el arranque de temporada: las segundas jugadas. Desde ahí, más acertados que en otras ocasiones, Ania subraya la solidez de sus pupilos. «Defendimos bastante bien todo su juego directo, hubo algunos momentos en los que nos costó recoger esa segunda jugada de cara, pero al final creo que nos llevamos tres puntos meritorios y merecidos», apostilló satisfecho, con el cuarto triunfo consecutivo ya en el zurrón.