El Córdoba CF y dos incógnitas clave en su plan: los grupos y la televisión

La RFEF repartirá los 40 equipos una vez que se determinen los ascensos a Segunda: Norte-Sur, poco probable

Se busca otro operador televisivo después de los fiascos con Footters y con InSports TV: suena Mediaset

Cámara en un estadio de fútbol.

Cámara en un estadio de fútbol. / PRESSPHOTO LANCIA

Francisco Merino

Francisco Merino

El Córdoba CF, inmerso en la reformulación de su modelo de negocio para hacerlo más rentable -básicamente minimizar pérdidas, mientras no ascienda de categoría-, espera que se resuelvan de modo inminente cuestiones clave que no dependen de él. La ordenación de los dos grupos de Primera Federación y los derechos de transmisión por televisión para la próxima temporada son temas que están en la mesa de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), cuyas decisiones van a tener un impacto directo en las economías de los clubs que componen la tercera división nacional

En los dos primeros cursos, las fatigas económicas han sido constantes y ha habido quienes directamente han sucumbido, como los casos del Extremadura en la 21-22 y del Dux Internacional en la 22-23. En la casa blanquiverde aguardan acontecimientos. La asamblea que celebrará el próximo día 27 la Federación Española tomará la determinación sobre la configuración de los dos grupos, que tendrá una incidencia clara en los presupuestos y, seguro, en el rumbo de las negociaciones con operadores televisivos.

Carracedo celebra un gol en El Arcángel.

Carracedo celebra un gol en El Arcángel.

¿Norte y Sur? No lo parece

En las dos ediciones disputadas de la Primera Federación, la división de grupos se realizó con el criterio Este-Oeste. Los movimientos en los dos primeros campeonatos -diez descensos cada año, veinte en total, con otros tantos ascensos- han ido modelando una división que en este momento tiene a casi una cuarta parte de sus integrantes con sello andaluz. Córdoba CF, Linares, San Fernando, Algeciras, Recreativo de Huelva, Atlético Sanluqueño, Granada B, Málaga y Antequera se han reunido, entre subidas y bajadas, para la Liga 23-24. Si a ellos se unen el Ceuta y el Melilla, más de un 25% de equipos están en la zona sur del país. ¿Podría haber cambio de formato para pasar a Norte-Sur? No lo parece.

Rueda de prensa del presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales

Rueda de prensa del presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales / J.J.Guillén

Muchos clubs se inclinan por esta configuración atendiendo a criterios económicos, pues los desplazamientos se abaratarían, aunque las implicaciones deportivas resultan más discutibles: el nivel, sobre el papel, sería superior en la zona norte por el potencial histórico de los integrantes. Sin embargo, hay otras razones de peso. Luis Rubiales, el presidente de la RFEF, las expuso en unas declaraciones a Canal Sur al respecto de la discusión sobre los grupos. 

"Es verdad que en nuestro país la configuración a nivel de trenes y demás está más enfocada de norte a sur, lo cual impide precisamente que esta pueda ser la configuración porque es peor para viajar, y es así; ir de Este a Oeste nos cuesta más, si hacemos un Norte-Sur podemos estar perjudicando por los trenes y demás", expresó Rubiales. La decisión se tomará en la asamblea general del próximo día 27. una vez que están determinados los 40 equipos. Solamente faltan dos plazas por dilucidarse: saldrán de los perdedores de las eliminatorias finales por el ascenso entre Eldense y Real Madrid Castilla (1-1 en la ida) y Alcorcón y Castellón (0-0 en la ida)

¿Y qué pasa con la televisión?

No ha habido forma de dar estabilidad a uno de los ejes fundamentales en el desarrollo de la Primera Federación. Una de las incógnitas principales en esta división no profesional es saber quién será el poseedor de los derechos televisivos. Hasta la fecha solo ha lanzado dos apuestas y ambas fallidas. En la 21-22 se hizo cargo Footters -que hasta dio nombre a la Liga- y en 22-23 se pasó a Insports TV. Era un contrato largo, pero las partes han visto cómo era inviable. El número de abonados no da para sostener el producto, que es de escaso interés para el público exceptuando plazas históricas como el Deportivo, el Córdoba CF o ahora el Málaga, que tienen tirón para conseguir audiencias decentes. Para el resto es un fiasco y resulta complicado rentabilizar la inversión.

Según apunta La Gaceta de Salamanca, en medio de un periodo de incertidumbre puede tomar la palabra el potente grupo Mediaset, que a día de hoy sería el mejor situado está para la temporada 23-24 .Son veinte partidos por jornada que se podrían seguir a través de la plataforma MiTele y que ahora mismo cuesta 5 euros mensuales sin tener fútbol. Ofrecería, además, algunos encuentros en abierto en algunos de sus canales de TDT.

Aficionados cordobesistas en Riazor apoyando a su equipo ante el Dépor.

Aficionados cordobesistas en Riazor apoyando a su equipo ante el Dépor. / Francisco Fernández

La Federación Española abrió un concurso para la adjudicación de los derechos televisivos. El organismo que preside Luis Rubiales ha fijado un precio de reserva de siete millones de euros, que es menos de la mitad de los 15 millones que solicitaba el año pasado. En caso de no alcanzar esa cifra en ninguna de las ofertas recibidas, cosa que ya ha sucedido en las dos primeras temporadas de vida de la Primera Federación, la RFEF tiene potestad para aceptar la puja más alta o volver a una nueva fase de presentación de ofertas.

El Córdoba CF lanzó en su campaña de abonados 21-22 una oferta especial para quienes pagaran la plataforma Footters. Para muchos clubs, la situación televisiva es vital en sus ingresos. Ante el campeonato que viene, con mucha presencia de clubs históricos de Andalucía -Córdoba CF, Málaga, Recreativo de Huelva, principalmente-, con mucha masa social, se ha especulado con el posible interés de la televisión autonómica andaluza para determinados encuentros. Todo está aún en el aire.