Kiosco

Diario Córdoba

LA CRÓNICA

El Córdoba CF pone el broche en Vélez con victoria y récord

El equipo de Germán Crespo tira de oficio para cerrar el curso en el Vivar Téllez con un triunfo y un último registro como mejor visitante del campeonato | Ale Marín y Willy firmaron los tantos blanquiverdes en la despedida (1-2)

Los jugadores blanquiverdes celebran el primer gol en Vélez. LOF

Otro pasillo de campeón, otra victoria y un último récord que echarse al bolsillo en una temporada formidable por lo que ha significado: el Córdoba CF ha sido capaz, una vez más, de dar un capotazo a la tragedia y construir una fiesta en un escenario de poco lustre. En Vélez cumplió con oficio. El desgaste físico y mental no pudo con la estimulante posibilidad de cerrar un ciclo con brillantez. Quedar como el mejor visitante del grupo ha sido el último galardón -como local lo ganó todo, superando sus mejores registros en más de seis décadas- en el expediente impecable de una formación que no ha conocido otro puesto que el de líder en la clasificación.

No fue un encuentro brillante, ni falta que le hacía. El Córdoba es mejor y le bastó con hacer lo de siempre: agobiar al adversario con mensajes constantes sobre su superioridad. Se llevó los tres puntos sin alardes, recibiendo en el tiempo añadido un gol que deja un aspecto curioso en su trayectoria: inició la Liga encajando en Chapín y la terminó siendo batido en el Vivar Téllez. Una anécdota, porque se impuso en las dos ocasiones. Así ha sido su vida. Los adversarios -algunos, obviamente- podrán contar que un día lograron marcar ante un equipo irrepetible, de otra órbita. El Córdoba se queda con la parte importante, la del éxito colectivo: campeón, ascendido y coleccionista de récords. Los futbolistas acudieron al final a la zona donde estaban los aficionados cordobesistas para escenificar el clásico ritual del triunfo, esta vez con un aroma a despedida. Era la última vez para muchos de los futbolistas que aplaudían sobre el césped.

Germán Crespo tiró de lógica para componer el último once del curso, con el único "experimento" de un doble pivote inédito compuesto por Toni Arranz y Viedma. En el centro de la zaga, sin embargo, se produjo el reencuentro de una pareja eficiente en la primera vuelta hasta que las lesiones los separaron. José Cruz tuvo al lado a José Alonso, titular después de más de tres meses. En la zona de vanguardia, con Willy Ledesma en la búsqueda del galardón de máximo goleador, se incrustó el sevillano Ale Marín. Nadie podrá discutir que el extremo de Olivares no hizo méritos -más allá de sus goles en las dos apariciones anteriores- para poder decir que fue titular en un Córdoba que dejó registros para la historia.

Antes de cumplirse el minuto ya lo intentó Willy con un disparo seco. El de Torremejía, con el brazalete de capitán, iba a todas con determinación. Los cordobesistas controlaban con suficiencia, que a veces desembocaba en cierta parsimonia. Se notó en una acción en la que Arranz y Alonso no fueron capaces de sacar un balón del área y el local Camacho, en posición franca, remató con la zurda de manera deficiente. Apenas un par de minutos más tarde, el Córdoba sacó a relucir su talento. Simo Bouzaidi, especialmente inspirado, habilitó a Ale Marín para que el extremo firmara su cuarto gol con una definición perfecta.

El pleito discurría por unos cauces amables, con una conciencia plena de quién era cada cual. Los de Germán Crespo mandando, tocando la pelota y explotando su variedad de recursos ofensivos, buscando especialmente a Simo y Willy. El Vélez, con todo el trabajo de la temporada ya hecho, se mantenía a la expectativa y trataba de rascar ocasiones con una esporádica presión alta que le reportaba más sufrimiento que réditos. Las aficiones, hermanadísimas, se dedicaban cánticos en las gradas del Vivar Téllez mientras los protagonistas sobre el césped cumplían el guion previsto. El Vélez, con el marcador corto, trataba de que el campeón no se le escapara y estuvo a punto de lograr la igualada en el minuto 26, con un remate de cabeza de Richard Gaona tras un saque de córner que se estrelló en el poste de la meta de Carlos Marín.

Ale Marín festeja su gol en el Vivar Téllez de Vélez Málaga. LOF

El Córdoba iba a lo suyo. A la media hora, Willy estuvo a punto de cazar un envío en largo de Ale Marín. El 7 blanquiverde lo intentó con un derechazo desde fuera del área tras un servicio de Simo, pero se le marchó fuera del marco defendido por el cordobés y excordobesista Miguel Guerrero. Volvió a estar Willy cerca de anotar en un remate en carrera a pase de un indomable Simo, pero la pelota salió junto al palo. Ambos se marcharon a los vestuarios con la sensación de haberse quedado a medias.

Revulsivos desde el banquillo

Con la entrada de Luismi Redondo en lugar de Adrián Fuentes, luchador pero desubicado en una demarcación de enganche no habitual, el Córdoba CF buscó más chispa en atasque ante un Vélez que reapareció con fogosidad. Los de Magnus Pehrsson, sin embargo, sentían el peligro. Un pase filtrado de Luismi estuvo a punto de engancharlo Simo y un centro al área de Gudelj lo atrapó con cierta angustia el meta Miguel. Con poco, los cordobesistas asustaban, pero no terminaban de rematar.

El técnico sueco del conjunto de La Axarquía tomó cartas en el asunto y metió a Chavarría y Joselinho para dar un nuevo impulso ante un Córdoba dominante pero inocente arriba. Crespo remodeló el mediocampo cambiando a los dos pivotes para colocar a Álex Bernal y al joven Christian Delgado. El Vélez se envalentonó. Chavarría probó a Carlos Marín con un trallazo al que el almeriense respondió con una espectacular intervención. Pero llegó la respuesta. El recién incorporado Christian fue derribado con estrépito en el área por Gonzalo Miranda, que vio la tarjeta, y el árbitro pitó penalti. Lo ejecutó de un modo peculiar Willy Ledesma, que se frenó varias veces en la carrera hasta que el meta Miguel Guerrero se venció y el pacense colocó con suavidad la pelota en una esquina. El festejo estuvo a la altura.

Con el marcador ya decantado, el Vélez se conformó y el Córdoba tampoco quiso apretar. Los cambios en ambos conjuntos dieron un aire nuevo, más reposado, en el que solo centelleaban los intentos de quienes tenían mayores motivos para exprimir sus últimas fuerzas. Crespo lanzó un último guiño al filial, en el que empezó todo: el once que terminó la temporada tenía cinco futbolistas promocionados por el granadino. Puga, Ale Marín, Luismi, Manolillo y Christian formaron la avanzadilla del B en el equipo A en el Vivar Téllez.

El tramo final resultó enloquecido, con los equipos ya mirando el reloj. El Vélez se llevó su golito en el descuento, por lo que terminó saboreando un premio. El Córdoba pudo antes haber hecho alguno más. Willy Ledesma rozó el gol en un disparo que Miguel le sacó con las piernas y después estrelló la pelota en el palo en una acción que estaba invalidada por fuera de juego. El delantero cordobesista, desatado, volvió a gozar de una oportunidad fantástica en una contra en la que quiso colocarla en la escuadra y el meta local, muy vivo, le adivinó la intención y la atrapó. La imagen del búfalo de Torremejía, peleando hasta la extenuación hasta el pitido final, fue el retrato de un campeón que se comportó como tal hasta que se echó la persiana a la Segunda RFEF. Ahora se transformará para convertirse en un aspirante a la alegría. Se ganó el poder vivir en un lugar mejor.

Ficha técnica

1- Vélez CF: Miguel Guerrero, Pacoli, Portillo, Bocchino, Adolfo, Gonzalo Miranda, Cervera, Ocaña, Camacho, Richard Gaona y Zamorano.

Cambios: Chavarría por Gaona (57'), Joselinho por Camacho (57'), Balta por Fran Pacoli (77'), Issel por Adolfo (77'), Kaya por Gonzalo Miranda (87').

2- Córdoba CF: Carlos Marín, Carlos Puga, José Alonso, José Cruz, Dragisa Gudelj, Toni Arranz, Viedma, Adrián Fuentes, Ale Marín, Simo y Willy Ledesma.

Cambios: Luismi por Adrián Fuentes (46'), Álex Bernal por Viedma (61'), Christian Delgado por Toni Arranz (61'), Omar Perdomo por Simo (70'), Manolillo por José Alonso (77').

Goles: 0-1, min. 7: Ale Marín. 0-2, min. 64: Willy Ledesma, de penalti. 1-2, min. 92: Matías Chavarría.

Árbitro: Kevin Moreno Muñoz (Comité Murciano).

Tarjetas: Gaona (17'), Álex Portillo (44') y Gonzalo (63'), por parte del Vélez, y a Luismi (89') por el Córdoba.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo cuarta y última jornada del campeonato de Liga en el Grupo 4 de Segunda RFEF, disputado en el Municipal Vivar Téllez de Vélez ante unos 800 espectadores.

Compartir el artículo

stats