El premio "gordo" de la Copa del Rey le tocó al Córdoba CF. La mano inocente de Miguel de las Cuevas emparejó a la escuadra blanquiverde frente al Sevilla FC, uno de los históricos del fútbol europeo que pretende seguir creciendo bajo la batuta de Julen Lopetegui. El derbi andaluz, que se disputará en El Arcángel -miércoles 1 de diciembre-, devolverá a la parroquia local a otra época en la que este envite estaba a la orden del día.

Un campeón ante exigentes desafíos

Los rojiblancos prácticamente no necesitan presentación alguna. Ganadores de una Liga española (1945-46), cinco Copas del Rey (1934-35, 1938-39, 1947-48, 2006-07 y 2009-10), seis Europa League (2005-06, 2006-07, 2013-14, 2014-15, 2015-16 y 2019-20), una Supercopa de España (2007-08) y una Supercopa de Europa (2006-07), el bando de Nervión mantiene el pulso a la Real Sociedad y el Real Madrid en la actual edición del campeonato liguero.

La entidad sevillista, en la tercera posición con 27 puntos -al igual que los blancos-, están a solo uno de la escuadra vasca con un envite menos. Por el momento ganaron ocho encuentros -Rayo Vallecano (3-0), Getafe (0-1), Valencia (3-1), Espanyol (2-0), Celta de Vigo (0-1), Levante (5-3), Osasuna (2-0) y Real Betis (0-2)-, empataron tres -Elche (1-1), Real Sociedad (0-0) y Mallorca (1-1)- y cedieron en uno -Granada CF (1-0)-. Atesoran un total de 27 tantos a favor y los 7 encajados les convierten en el equipo menos goleado de la máxima categoría.

Sin embargo, el buen momento en la competición doméstica no sigue el mismo recorrido en la Champions League. El Sevilla, inmerso dentro del grupo G, son los últimos con 3 puntos. Dicho registro se sustenta en las tres igualadas gestadas ante el Red Bull Salzburgo (1-1), Wolfsburgo (1-1) y Lille (0-0). Además, contra los franceses cayeron a domicilio (1-2), lo que complica y mucho su pase a la ronda de octavos de final. Eso sí, de vencer los dos duelos que restan -uno de ellos en el Ramón Sánchez Pizjuán-, las opciones se abrirían de par en par para los de Lopetegui.

Clase en todas las líneas

La plantilla que posee el club sevillano es de las más destacadas a nivel nacional. El fichaje del medallista olímpico Rafa Mir fue uno de los movimientos del pasado mercado veraniego. El ariete, que acumula 4 goles en Liga, mantiene el pulso con el argentino Erik Lamela -también con 4 dianas-. El marroquí Youssef En-Nesyri, arribado hace unos años procedente del Leganés, atesora la mordiente ofensiva que necesitaba el vestuario. Pero no todo lo positivo del Sevilla se focaliza en la parcela ofensiva. Los arqueros Yassine Bono y Marko Dmitrovic, el defensor brasileño Diego Carlos, el francés Jules Koundé o el mítico Jesús Navas añaden calidad y veteranía al grupo. A ellos hay que agregar a Fernando en la media y al incombustible Ivan Rakitic.

Una eliminatoria especial

La eliminatoria, a buen seguro, resultará especial para varios integrantes del Córdoba. Los jóvenes Simo Bouzaidi y Antonio Casas, que el curso pasado formaban parte del filial rojiblanco, están triunfando en el estadio ribereño después de salir de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios. El cordobés Bernardo Cruz y el jiennense Alejandro Viedma también pasaron por el Sevilla Atlético mientras que el alto número de ex béticos que están en el club cordobesista -véase el director deportivo Juan Gutiérrez Juanito o los futbolistas Carlos Marín, Ricardo Visus, Álex Bernal, Julio Iglesias o Willy Ledesma- a buen seguro tendrán mucho que decir.

El equilibrio se rompe en la Copa del Rey

Hasta un total de 17 veces se midieron en tierras cordobeses los dos equipos. Los anfitriones triunfaron en seis de ellos, hubo tablas en otros seis y en cinco oportunidades vencieron los visitantes. Los siete primeros encuentros fueron en Primera División entre 1963 y 1971 -balance de tres victorias cordobesistas y cuatro empates-. Los siguientes se produjeron en Segunda División en la 1972-73, 1973-74 y 1974-75 con dos duelos ganados por el Córdoba y otra igualada más. El primer triunfo liguero del Sevilla fue el 17 de diciembre del año 2000 -todavía en la categoría de plata- mientras que también se llevaron los tres puntos el 21 de septiembre de 2014 en la élite (1-3).

En la Copa del Rey la historia cambia y mucho. El Córdoba nunca ha sido capaz de eliminar a los sevillistas en dicha competición. En la 1978-79 cayeron 1-2 en la ida de la tercera ronda y 5-2 en la vuelta. Durante la 1979-80, a pesar de ganar 2-1 en casa, el 2-0 del Pizjuán apeó a los cordobeses. No existió eliminatoria en la 1985-86 al golear 2-6 el Sevilla en la ida y 4-0 en el siguiente duelo. Un curso después, los capitalinos vencieron 0-2 en primera ronda -partido único- y en la 1991-92 empataron a dos en la ciudad de la Mezquita y doblegaron a los de Francisco Parreño 2-1 ya en la vuelta.