+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Una plaza más segura

 

I.M. / CÓRDOBA
30/12/2017

La declaración del estado 4 de alerta antiterrorista desde los atentados del verano pasado en Barcelona y Cambrils obliga a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a extremar las precauciones en eventos multitudinarios como el de Nochevieja en la plaza de Las Tendillas. La noche del 31 y la madrugada del 1 se incluyen en el servicio diseñado por el Ayuntamiento de Córdoba para el Plan de Seguridad y Tráfico de la Navidad, que está activo hasta el 6 de enero y en el que trabajarán entre 200 y 250 agentes de la Policía Local. El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado, informó hace unos días que el refuerzo del despliegue policial en las calles cordobesas durante los próximos días tendrá hasta 60 agentes de Policía Nacional, uniformados y de paisano, y otros 20 de la unidad adscrita de la Policía que vigilarán las calles más transitadas, mientras 30 agentes del subsector de Tráfico de la Guardia Civil se centran en los controles de las carreteras y accesos a Córdoba.

La media de cordobeses que optan por tomarse las uvas en el corazón de la ciudad, al son de los compases por soleá de la guitarra de Juan Serrano, oscila habitualmente, según informó ayer la concejala socialista Carmen González, entre las 7.000 y las 10.000 personas, aunque en la plaza pueden caber el doble. De hecho, se espera que este año, con la vuelta de la retransmisión de Canal Sur, sean muchos más los que se animen a tomarse en la calle las doce uvas.

El teniente alcalde de Seguridad, Emilio Aumente, confirmó ayer que este año se extremarán las medidas de seguridad y que por tanto habrá un mayor número de agentes tanto de Policía Local como de Policía Nacional en las inmediaciones de Las Tendillas.

Además, se van a instalar unos dispositivos especiales de seguridad, una especie de elementos anti-choque o anti-camiones que frenarían en seco y de manera automática el paso de cualquier vehículo que quisiera franquearlos. Estos dispositivos se instalarán el día 31 en los cruces de la plaza con las calles Cruz Conde, Gondomar y Ronda de los Tejares. Emilio Aumente informó además de que el Ayuntamiento estudiará, si dan buenos resultados, adquirir este tipo de sistemas.

Temas relacionados