+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La instrucción del caso de los abusos de ‘La Manada’ en Pozoblanco, en el final

El pasado 12 de diciembre estaban llamados a declarar tres amigos de los imputados

 

El abogado de tres de los cuatro investigados en el caso de supuestos abusos sexuales en Pozoblanco. - EUROPA PRESS

M.LUNA CASTRO POZOBLANCO
21/12/2017

La instrucción del caso de la joven de Pozoblanco de la que supuestamente habrían abusado cuatro de los cinco acusados de una violación múltiple en Pamplona en la madrugada del 1 de mayo del 2016 tras asistir a las fiestas de Torrecampo se encuentra ya en una fase muy avanzada, según adelantó el 12 de diciembre el abogado de la joven, Blas Sánchez, a la entrada de los juzgados de Pozoblanco. El letrado acudía a la sede judicial para asistir al interrogatorio por videoconferencia desde Sevilla de tres amigos del chat de La Manada en el que se había compartido el vídeo en el que pueden verse los posibles abusos.

El abogado de la joven pozoalbense afirmó al término de las declaraciones de estos amigos ante la jueza de instrucción del juzgado número 1 de Pozoblanco que estas habían sido «muy interesantes», a la vez que puso de manifiesto que los citados solo se habían referido al vídeo y en ningún momento se hizo referencia a la burundanga. Esta sustancia se sospecha que podría haber sido suministrada a la joven, ya que la chica ha manifestado en otras ocasiones que perdió la consciencia nada más subir al coche de los jóvenes que se ofrecieron a llevarla hasta su casa y ha dicho que no recordaba nada de lo ocurrido dentro del vehículo, en cuyo interior --dice-- se despertó ya en Pozoblanco desnuda y con la ropa rota. Siempre según la joven, uno de los acusados le habría pedido que le hiciera «una felación», a lo que ella, afirma, se negó, provocando, según su testimonio, una reacción violenta de éste, que la golpeó, insultó y empujó fuera del coche.

Los presuntos abusos sexuales de la joven de Pozoblanco, que en el momento de los hechos tenía 21 años, los descubrió la policía navarra cuando investigaba la posible violación grupal de otra chica en los Sanfermines de Pamplona del 2016. Entonces los agentes encontraron un vídeo en el que cuatro miembros de los 5 acusados en la capital navarra abusaban de una joven que estaba inconsciente en un coche. Entonces, la joven decidió denunciar los hechos, que se investigan desde los juzgados de Pozoblanco. Los acusados están en prisión en Navarra.