+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La rueda

Vacaciones en pareja

 

Magdalena Entrenas Magdalena Entrenas
04/08/2017

Si el tiempo de vacaciones es tiempo para uno mismo, tiempo de felicidad y descanso, debiera ser obligatorio establecer entre las parejas unas reglas de comportamiento que hicieran posible alcanzar el objetivo cuando por fin disfrutamos del merecido descanso, por más que la señora Cifuentes de manera inexplicable haga un alarde absurdo de estar mas comprometida con su labor política que con el relax.

Aunque obviamente no es lo mismo una pareja de treinta años que otra de cincuenta, ni tampoco una con hijos que otra sin ellos, con bebés o con adolescentes rebeldes, ni es igual ir a un crucero por los fiordos que estar en el apartamento de Fuengirola con los suegros, creo que existen unas reglas básicas que de cumplirse en vacaciones facilitarían el objetivo individual y común de alcanzar la máxima felicidad y evitarían gran parte de los divorcios que en septiembre saturan los despachos de abogados matrimonialistas, porque no olvidemos que el 28% de las rupturas se producen en agosto cuando se «impone» la convivencia, quiebra la rutina y surge el conflicto.

Pues bien, tras un sesudo análisis producto de años de experiencia existen, al menos para mí, cinco reglas básicas para disfrutar en vacaciones: 1. Dejar de pensar qué comen los demás, porque eso me alimenta a mí. Y si comemos fuera... Mucho mejor. 2. La raya de la plancha no existe: ponte lo que quieras y como quieras, que yo haré lo mismo. 3. Tiempo para mis cosas --leer, escribir, pasear, lo que sea-- y desde luego para mi Visa y yo. 4. Cuando digo que quiero ir a ese sitio es que quiero ir ya y cuando no me apetece, no insistas. 5. No, es no... Al menos de momento. Pero espera que luego puede ser la bomba.

Conjugar estás cinco reglas con las del otro muchas veces no es fácil, pero tampoco crean que es tan difícil pues pensemos que los hombres, normalmente, solo tienen tres y siempre las mismas sea la estación del año que sea: 1. No preguntarles qué piensan porque nada, es nada. 2. Dejar que se escabullan para tomar las cervezas a la misma hora en el mismo sitio y para hablar siempre de lo mismo y 3. Que cuando «ataquen» les digamos sí.

Como ven, bastará con respetar las reglas del otro y negociar la quinta y la tercera y el éxito en vacaciones está garantizado.

* Abogada

Opinión

La hora del 155

Diario Córdoba

El Rectorado y el nacionalismo

Manuel Fernández

Género epistolar

Magdalena Entrenas

Identidades y pobreza

Francisco García-Calabrés Cobo

Molina/R-Carretero

Diario Córdoba

Tom Marino

Diario Córdoba

Lectores
CARTA ILUSTRADA

¿Por qué ellos sí y nosotros no?

Seguro que les ha pasado, encontrarse con amigos de la infancia. Aquellos con los que vivió ...

Consorcio de Córdoba

Carta abierta a los Cuerpos de Bomberos de Cataluña

Critico abierta y rotundamente el posicionamiento politizado y partidista de los Cuerpos de ...

listas de espera

La Junta y el SAS mienten

Ha aparecido una fotografía de una intervención en un quirófano del Servicio Andaluz de Salud y ...

SOBRE CATALUÑA

Quizás no sea cierto, pero...

Circula por las redes sociales un audio denunciando un supuesto acuerdo entre PP y PSOE para ...

   
1 Comentario
01

Por Juan Gutiérrez 12:37 - 04.08.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿No será Vd un poco machista, querida escribidora? Ese concepto del varón me suena a lo mismo que dicen los machistas de las mujeres, pero al revés.