Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CIELO ABIERTO

S. Menéndez

 

La poesía es una redención cuando descubres que el parque es un conjunto de seres de otro tiempo. El parque está retórico, nos dice Javier Sánchez Menéndez en Mediodía en Kensington Park , y entonces entendemos que el viejo modernismo es una lentitud arada del lenguaje, la sustancia porosa de los sueños con su revelación de íntima verdad. Algo hay de visionario en este poeta, que nos saca la vida de sus cauces más aterciopelados en su comunidad de bienes más o menos comunes para reconocerla en un alumbramiento: verdad y belleza, dolor y placer. Me gustan los poemas de Javier Sánchez Menéndez porque están en el tacto de una realidad con sus pliegues de luz, retenida y vital, orillada en un tiempo que nos interroga, que nos saca del sitio para encontrar el mapa. El parque está retórico: todo el mundo mirando los parques de una juventud, en sus bancos carnales, con sus sombras dormidas bajo las copas mustias o rugientes, y resulta que todo eso era un estado de ánimo, un registro sonoro, una piel del paisaje. Hoy estará en Córdoba en La República de las Letras, donde todo es posible, una Shakespeare and Co. más luminosa, con sus libros El libro de los indolentes y Confuso laberinto , presentando por José Luis Rey, que ha hecho temblar de miedo a los eruditos con su tensión de espíritu en poesía. Además de escritor, Javier Sánchez Menéndez es el editor de La Isla de Siltolá, que ha ocupado un territorio propio de rigor primigenio, y también necesario. Muchos buenos autores en su catálogo. Pero hoy vendrá el poeta con su fábula en marcha y la hondura ancestral de la palabra justa.

* Escritor

Última hora
Opinión
Editorial

Macron se viste de gran favorito

Por: Diario Córdoba

Miradas

Córdoba, la última

Por: Rafael Mir Jordano

Sin avales

Dieta informativa

Por: Gabriel M. Pérez Alcalá

Campo y ciudad

Quijotesco

Por: Ricardo Rivera Pereira

Tribuna abierta

Etiquetas para lo que queremos oír

Por: María José Plana

Colaboración

Cuando Franco era dios

Por: Luis Mendoza Pantión

Dame fuego

Carta a tú

Por: David Márquez

CARTA ILUSTRADA

Donde no llegan las palabras...

Por: Pilar Redondo (*)

Las noticias más...