Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La herida abierta de la pobreza


20/03/2017

 

La crisis económica ha dejado cicatrices en forma de una cronificación de la pobreza que es consecuencia de la precariedad laboral y de la progresiva pérdida de calidad de vida de una gran parte de la población. Por eso, más que de cicatrices convendría hablar de heridas abiertas. Casi un tercio de la población española no puede acceder a sus necesidades básicas y más de 1.400.000 hogares tienen a todos sus miembros en el paro. Además, ya no es posible relacionar sin más que el hecho de tener trabajo equivale a no sufrir la pobreza. La proliferación de contratos temporales y precarios entre los jóvenes o el paro de larga duración en las franjas de mayor edad inducen a una desigualdad creciente. En muchos casos se da el dilema dramático de tener que escoger entre pagar la hipoteca o comer –en condiciones de nutrición mínimamente dignas–, lo que se traduce en la llamada pobreza alimentaria. Además, es en la primera infancia y la adolescencia cuando la malnutrición corre el riesgo de convertirse en una lacra perenne. Mientras, los datos sobre el desecho de alimentos convierten en más lacerante aún el problema.

Última hora
Opinión
Editorial

Dura negociación del ‘brexit’

Por: Diario Córdoba

Entre visillos

El don de la comunicación

Por: Rosa Luque

Tribuna abierta

Viva el teatro

Por: Antonio González Carrillo

Hoy

La compra

Por: José Manuel Ballesteros Pastor

El Apunte

Rapidez

Por: Francisco Expósito

La rueda

Espectadores

Por: Ángeles González-Sinde

Tribuna abierta

Málaga y Córdoba, ¡qué diferencia!

Por: Elena Martínez-Sagrera

Colaboración

Una vida de compromiso educativo

Por: Juan Díez García

Las noticias más...