+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CRÓNICA

El Córdoba necesita mucho

El debut de Merino en el banquillo se salda con una derrota fruto de la fatalidad y de la escasez ofensiva

 

El extremo del Córdoba Javi Galán corre a un balón por la banda junto al oviedista Cotugno, este mediodía, en el Carlos Tartiere. - LOF

Ignacio Luque Ignacio Luque
23/10/2017

No se puede pasar de la UVI a la Feria. Y por si había dudas, el Córdoba lo ha demostrado este mediodía en Oviedo, en donde ha perdido por 2-0 en un partido en el que ha expuesto una mejoría en algunas facetas del juego y, también, donde ha evidenciado una vez más la necesidad de mejora, mucha, en otras. Defender, en contra del criterio de algunos, no es cuestión de hacer faltas. Sólo cuatro hizo el Córdoba en la primera hora de partido y el doble, ocho, en la última media hora, con su consiguiente saldo en forma de tarjetas amarillas. Atacar tampoco es cuestión de un solo jugador y sí de un plan, concepto que les ha faltado a los blanquiverdes con 0-0 en el marcador y que no ha sabido ejecutar con el electrónico en contra. Mucho trabajo le queda a Merino por delante, más allá de la mala suerte, porque defensivamente volvió a comprobarse que tiene elementos que rompen su idea de rocosidad atrás, mientras que ofensivamente aún no existe un plan que se pueda evaluar nítidamente. Porque en otros encuentros, en la próxima jornada sin ir más lejos, este Córdoba tendrá que proponer. Y ante un equipo, el Oviedo, que no propuso mucho -por no decir casi nada- cayó por 2-0.


Eso sí, ganó el Córdoba en la primera parte. Ganó en posicionamiento sobre el campo, en la batalla por la reducción de espacios, en defensa, en competitividad, en definitiva, en seriedad. Le hizo el Oviedo -un equipo aún con muchísimas dudas y que acudía al duelo tras cinco encuentros sin lograr el triunfo- una sola ocasión en ese primer acto y logró el primer saque de esquina rebasada la primera media hora de juego. Sí, se jugó más en el campo del Córdoba, pero una posesión de mentira, esa a la que se quedaba reducido el Córdoba, precisamente, en no pocos partidos del pasado. Equipo cortito, pero 30 metros por delante de Kieszek. Equipo, todo hay que decirlo, también cortito ofensivamente. Pero en sólo cuatro entrenamientos no se puede pedir el cielo y sí huir de la quema del infierno. Y eso lo cumplió el Córdoba en ese primer acto. Además, tiempo habrá para trabajar la estrategia, sobre todo la ofensiva, y trazar mejores planes para desembarazarse de la presión rival y buscar la portería contraria. Varias anotaciones: la línea se volvió a romper por los laterales, lo que provocó esa única ocasión, pero no fue la única vez que alguno de los jugadores de los flancos se quedaba descolgado. O se mantiene férreamente la misma o el plan de este Córdoba se vendrá abajo. También necesitará Merino de una mayor intensidad, fiereza, insistencia -llámenlo como quieran- a la hora de las disputas de los balones divididos. Algunos pequeños problemas partieron para el Córdoba de la disputa, casi siempre perdida, de las segundas jugadas. Pero, en general, ese primer acto tuvo muchas más cosas positivas que negativas, sobre todo teniendo en cuenta de dónde se viene y dónde se está.


Así, el Oviedo tuvo que escuchar pitos de su parroquia al ver el conjunto local casi todos los caminos a Kieszek cerrados y muy pocas ideas para abrirlos. Aparte de esa ocasión de Toché en el minuto 35, los carbayones no inquietaron mucho más al polaco y, por contra, Jona (minuto 13) y sobre todo Aguza (minuto 23) pudieron provocar el primer ataque de pánico de los azulones. Además, esa ocasión de Aguza llegó como consecuencia de un buen contragolpe llevado por Sergi Guardiola, que volvió a destacar en ese primer acto, aunque se desdibujó completamente en el segundo al acusar la fatalidad.
En el primer cuarto de hora tras regresar de vestuarios, el Córdoba parecía encontrarse cada vez más cómodo. El Oviedo amagaba con dimitir tras no encontrar ningún camino a la portería de Kieszek y el conjunto blanquiverde merodeaba el área de Juan Carlos hasta en tres ocasiones: una a cargo de Sergi Guardiola, otra tras un robo de Sergio Aguza con disparo alto de Javi Galán y otra, la más clara, tras un pase atrás de Jaime Romero a Jona, quien desde el punto de penalti no supo embocarla.


Pero no puede contar este Córdoba con la buena suerte. Al menos por ahora, ya que tocará trabajársela más. En un saque de esquina ovetense, Guardiola cabeceaba ligeramente en el primer palo para colocarla en el segundo, sin posibilidad de que nadie pudiera evitar el gol local.
Todos los fantasmas se le aparecieron al Córdoba de repente, que se quedó, de nuevo, como un conejo deslumbrado en una carretera nocturna. De hecho, Mariga pudo marcar el segundo diez minutos después de la desgracia de Guardiola tras fallar de nuevo un lateral cordobesista en el fuera de juego, lo que obligó a la aparición de Kieszek.


Metió Merino a Alfaro por Romero, a Markovic por Pinillos y, finalmente, a Javi Lara por Edu Ramos. Pero el Córdoba no sólo apenas creó peligro en las cercanías de Juan Carlos, sino que ni siquiera logró activar el juego de ataque. Sólo una jugada individual de Sergi Guardiola (min. 79) y un disparo de Jona a pase de 50 metros de Javi Lara (min. 89) fue el saldo ofensivo de un Córdoba al que el plan de esperar al rival le funcionó hasta que le golpeó la mala suerte, para luego demostró que, al menos por ahora, aún no tiene una propuesta ofensiva para intentar ganar los partidos.


Merino tendrá que luchar contra esa ausencia de criterio defensivo del equipo, contra el desorden en la zaga y el ataque, contra la mentalidad pesimista que abarca todo lo blanquiverde y, también, contra la mala suerte. Y necesitará de ayuda. Tanto desde fuera, con el máximo apoyo, como desde dentro, mejorando las prestaciones de un plantel claramente mejorable. Como se ve, este Córdoba necesita mucho. 

Ficha técnica:

Real Oviedo: Juan Carlos; Cotugno, Valentini, Carlos Hernández, Mossa; Folch, Mariga, Rocha; Aarón (Johannesson, m. 77), Berjón (Yeboah, m. 87) y Toché (Forlín, m. 90).

Córdoba: Kieszek; Fernández, Caro, Joao Alfonso, Pinillos (Marcovic, m. 75), Edu Ramos (Javi Lara, m. 81), Aguza, Javi Galán, Romero (Alfaro, m. 66), Jona y Guardiola.

Goles: 1-0, M. 59: Sergi Guardiola (p.p.); 2-0, M.93: Johannesson.

Árbitro: Moreno Aragón, Álvaro (Colegio madrileño). Amonestó a Carlos Hernández (38'), Mariga (80') y a Folch (92') del Real Oviedo y a Guardiola (78'), Aguza (84'), Markovic (85') y a Javi Galán (86') del Córdoba.

Incidencias: Partido correspondiente a la 11° jornada de Liga en Segunda División disputado en el Carlos Tartiere (Oviedo) ante 13.440 espectadores.

Temas relacionados
 
REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde. Y toda la información sobre fútbol en el Especial Liga 2015-16.

Servicios

   
6 Comentarios
06

Por AnselmoR 19:08 - 23.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

VER LA CLASIFICACION Y CONTEMPLAR AL EQUIPO DE NUESTRA CIUDAD EL PENULTIMO PARA MI ES DEPRIMENTE, EL CORDOBA NO RECUERDO QUE HAYA ESTADO EN ESA POSICION EN MIS LARGOS AÑOS DE AFICIONADO, BIEN NO QUIERO SER DERROTISTA Y MENOS SIN SABER SI ESTE NUEVO ENTRENADOR TIENE ESA VARITA MAGICA DE HACER RESURGIR LO POQUITO BUENO QUE TENGA ESTA PLANTILLA, PERO LO TIENE DIFICIL, MI OPINION ES QUE EN LOS FICHAJES DE INVIERNOTENDRIAN QUE PLANIFICAR LA TRAIDA DE LOS MENOS CUATRO JUGADORES DE RECONOCIDO PRESTIGIO QQUE APUNTALARAN EL BLOQUE CON EL FIN DE POR LO MENOS SALVAR EL DESCENSO, SR MERINO CON LO QUE HAY DE PLANTILLA LE AUGURO MUY MALOS RATOS, OJALA ME EQUIVOQUE

05

Por Ruf 14:02 - 23.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Vista la sangría de goles recibidos, podría volverse a una defensa de tres centrales, eso sí, dando la salida de balón a alguien que sepa inciar la jugada (Edu Ramos o Álex vallejo), incrustados, uno de los dos, entre Joao y Josema, haciendo de carrileros, Fernández y Galán, con un enganche que podría ser el propio Ramos o Caballero y por delante del enganche, Aguza y Lara. En la media punta Markovic o Alfaro y en punta Guardiola.

04

Por Ruf 13:50 - 23.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Ardua tarea tiene Merino por delante y todo por la mala planificación deportiva realizada en verano más, en mi opinión,del innesario casi total desmantelamiento de la plantilla de la pasada temporada que, sin ser nada del otro mundo, los hechos están demostrando que ésta tampoco es mejor que aquélla.

03

Por ACastroG 8:35 - 23.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Y con esos mimbres no se puede hacer una buena cestas. Una cesta para irla llenando con los puntos suficientes para comprar nuestra estancia en esta Segunda que nos viene larga. No es por caer en el derrotismo, y ni mucho menos ponerle palos a las ruedas de este equipo caído en desgracia, nada más lejos de mi intención, pero es que negar que la situación es muy negativa sería cerrar los ojos a la realidad. Una realidad que se palpa echando un vistazo a la clasificación, penúltimos, segundos por la cola. Eso sí, estamos por encima del Sevilla. En definitiva, nubarrones que anuncian la tormenta (más que tormenta, tormento) que parece inevitable, pero la esperanza no la debemos perder ni la afición ni, sobre todo, los jugadores, que han de pensar que "detrás de la tormenta viene la calma". Una calma que sería la de ver, por fin, reaccionar a un equipo que quiere, pero que de momento, no puede. Lo que no sabemos es si el nuevo entrenador podrá conseguir que además de querer, sepan y puedan. El tiempo lo dirá.

02

Por ACastroG 8:26 - 23.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

... Bien es cierto que ayer, además de los males endémicos del equipo, apareció tambien el infortunio con el autogol de Guardiola. Todo cambió para mal, porque ese tanto cayó como una losa sobre el ánimo de los jugadores que ya no pudieron levantar cabeza salvo en algunas ocasiones muy esporádicas, que las hubo. Si tenemos en cuenta el juego, y sobre todo el resultado, no es como para considerar positivo el cambio de entrenador, pero seríamos injustos si en el primer partido enjuiciáramos su labor, porque, su influencia sobre el conjunto, no puede darse de un día para otro, salvo por el tópico ya referido que como decíamos no se ha cumplido. Han de pasar algunas jornadas para saber si la decisión del cambio de técnico resulta positiva o, por el contrario, aunque viniera el mejor del mundo lo del Córdoba no tendría remedio, porque ya se sabe que el fútbol, los goles y los puntos, lo consiguen los jugadores, y esos siguen siendo los mismos...

01

Por ACastroG 8:18 - 23.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Con nuestro Córdoba se cumplen los tópicos a medias. Los negativos, sí. Los positivos, no. Los equipos que están en la UVI o casi, cuando se enfrentan a los blanquiverdes, siempre salen revitalizados, en los dos últimos partidos, Tarragona y ayer Oviedo. Ambos con cinco partidos sin ganar rompieron su dinámica negativa gracias al Benefactor. Por contra, el tópico positivo de que a cambio de entrenador victoria segura, no ha cumplido con las espectativas. Que le vamos a hacer, habrá que apechugar con esa maldición y seguir luchando por no ahogarse en el pozo de la B. El caso es que el equipo, en algunas fases del partido parecía que había cambiado de cara, que se pronunciaba más asentado en defensa y más decidido en ataque, pero a la postre, ese espejismo se diluyó y todo volvió a ser como siempre...