+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Reliquias del pasado

La litoteca de sondeos del IGME, en Peñarroya, alberga tesoros editoriales entre los que se hallan algunos de los primeros ejemplares de las más prestigiosas revistas científicas

 

Sala donde se guardan los ejempares más antiguos. - M.J. GÓMEZ

MARIA JESUS GOMEZ
01/12/2013

La litoteca de sondeos que el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), organismo perteneciente al Ministerio de Economía, posee en Peñarroya-Pueblonuevo alberga algunos de los ejemplares bibliográficos más antiguos procedentes de la biblioteca del IGME en Madrid. Estas reliquias se ordenan en una sala anexa al archivo de sondeos, existiendo en ella colecciones completas de Nature y de Science junto con ejemplares de revistas chinas, indias, japonesas, inglesas, etcétera.

Pueden observarse desde el primer boletín de la Sociedad Geológica, datado de 1830-31, hasta el primer volumen de Nature , una de las más antiguas y famosas revistas científicas, con fecha de 1869, pasando por la colección de Cosmos desde 1853. También se pueden consultar el Boletín de la Sociedad Geológica de 1830, el Boletín Oficial de la Academia de Ciencias de Cracovia de 1879, o el segundo informe anual de Servicio Geológico de EEUU desde 1880, entre otras muchas. Los libros y revistas versan sobre la temática más variada. Así, se pueden encontrar ejemplares dedicados a geología, cartografía, ciencia general, tecnología, obras públicas, medicina o climatología.

La litoteca gestiona la conservación de muestras de testigos de sondeo y exploración geoquímica obtenidas en proyectos de investigación en todo el territorio español. Entre los servicios que presta están la consulta de testigos, ripios y muestras, estudios de muestras, corte de testigos de sondeos y la planta de molienda de sondeos y de geoquímica de rocas. La litoteca puede entenderse como un archivo de muestras geológicas y testigos de sondeos, geotécnicas, petrolíferas, mineras, aguas, rocas industriales y un largo etcétera de todo el subsuelo español.

 

CONFIDENCIALES Un pequeño porcentaje de los registros de sondeos son confidenciales y su información no puede difundirse hasta que, en algunos casos, se cuente con la autorización de la Presidencia del Gobierno; y en otros, hasta pasados cinco años desde su donación por empresas privadas. Pero la mayoría de los registros son indexados digitalmente y pueden buscarse interactivamente a través del índice de la litoteca de sondeos, disponible en la web del IGME.

La litoteca se encuentra en Peñarroya desde 1988 y siempre ha estado dirigida por José Montero. Esta posee un escáner único en el país, que permite el escaneo de testigos de sondeos por el sistema DMT Corescan Colour II . Todo el contenido se encuentra clasificado y controlado mediante una base de datos.