+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

14 CONGRESO PROVINCIAL DEL PSOE-A DE CÓRDOBA

Durán: "Este congreso debe servir para mucho más que cambiar unos nombres y apellidos por otros"

El secretario general de los socialistas cordobeses se despide en un discurso centrado en el tema catalán y en las críticas a Podemos. Llama a sus compañeros a la valentía y a la unidad

 

Juan Pablo Durán interviene ante el congreso del PSOE cordobés. - CÓRDOBA

Irina Marzo Irina Marzo
21/10/2017

Los socialistas cordobeses celebran hoy su 14 Congreso Provincial, del que saldrá la nueva ejecutiva que dirigirá al partido en los próximos 4 años. Antonio Ruiz, secretario general electo, tomará oficialmente hoy el relevo de Juan Pablo Durán, que ha estado al frente de esta formación desde 2008. Un total de 216 delegados se han acreditado en este congreso, que se está celebrando en Lucena, y al que han acudido también como invitados la consejera de Justicia e Interior, Rosa Aguilar; la viceconsejera de Salud, María Isabel Baena; o los secretarios provinciales de UGT y CCOO, Vicente Palomares y Marina Borrego, respectivamente, además de representantes de otros muchos colectivos sociales y empresariales. Juan Pérez, alcalde de Lucena, preside la mesa del cónclave.

Juan Pablo Durán, que someterá a votación en unos minutos su informe de gestión, se ha despedido de sus compañeros con un llamamiento a la unidad y la cohesión internas, en un discurso centrado en el tema catalán y en el que ha criticado con crudeza, aunque sin nombrarlo, a Podemos. Así, el también presidente del Parlamento andaluz ha empezado recordando a su antecesor José Antonio Ruiz Almenara para hacer un llamamiento a la unidad de los socialistas cordobeses. Ha reconocido haber revivido los "tiempos de desavenencias" en el PSOE de hace 17 años durante los meses que ha durado la pugna por las primarias socialista y ha recomendado a sus compañeros tres cosas para superar las diferencias: paciencia, tolerancia y sentido común. "La cohesión es lo que mantiene fuerte y unido a un partido como el nuestro", les ha advertido.


También se ha dirigido a su sucesor Antonio Ruiz a quien le ha deseado que ejerza su nueva responsabilidad con "sentido común y pensando en el bien general", al tiempo que se ha mostrado convencido de que elegirá "a los mejores" de su equipo (aquí a Durán el lenguaje inclusivo le ha jugado una mala pasada al hablar de "las mejores y las mejoras", lo que ha suscitado las sonrisas del plenario). "Este congreso debe servir para mucho más que cambiar unos nombres y apellidos por otros. La política de los nombres no soluciona los problemas de la ciudadanía", ha afirmado en clara referencia a las batallas internas por ocupar puestos en la nueva dirección habituales en este tipo de citas. Sobre su gestión al frente de la formación ha destacado el logro de haber recuperado la Diputación de Córdoba, tras convertirse de nuevo el PSOE en la principal formación de la provincia, aunque no ha dedicado palabras de reconocimiento a que el PSOE haya logrado por primera vez en esta etapa democrática la Alcaldía de Córdoba.

Durán ha pivotado sus reflexiones sobre el tema de Cataluña en el uso "torticero" que, a su juicio, está haciendo Podemos de las conquistas del pueblo andaluz con su Estatuto de Autonomía al equipararlas a la situación vivida actualmente en Cataluña. "Me revelo contra quienes se dedican a diario a cambiar la historia mancillando el nombre de Andalucía y usando nuestro preámbulo del estatuto de Andalucía para justificarse", ha dicho. Ha abogado, además, por recuperar "la política con mayúsculas" que es aquella que "no cuestiona el sistema sino que busca soluciones". "Por todos los que lucharon para que hoy disfrutemos por un autogobierno no permitamos que nadie nos robe nuestra historia ni la use para justificar a quienes han roto la convivencia ciudadana", ha afirmado. En este tenor ha defendido también que el cambio de la Constitución se haga desde el consenso, para advertir a los suyos que no deben dejarse arrastrar por quienes "solo piensan en conquistar los cielos". 

Por último, en una clave más personal, aunque "sin nostalgia", ha recordado su llegada al PSOE, allá por octubre del 2000, y la ilusión con la que inició su andadura política. Ha hecho balance de este tiempo, en que ha confesado no haber dejado "ni un segundo de sentirse socialista", y ha dicho sentirse "moderadamente satisfecho" del granito de arena que ha aportado a "la gran familia socialista". En último lugar, citando a Víctor Hugo, ha invitado a sus compañeros a ser "valientes".