Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

COLABORACION.

La tutoria compartida en el ies antonio maria calero

BARTOLOMEBARTOLOME
09/12/2009

 

Desde la preocupación por la calidad educativa y estando convencidos de que la escuela no solo es un medio para enseñar, sino para educar y ayudar a nuestro alumnado, nace la idea de llevar a cabo algún tipo de proyecto que nos ayude a ayudar al alumnado que más lo necesita. Un modelo para la mejora de la convivencia escolar y del proceso educativo del alumno.

Es por ello que, desde el curso 2007-2008, se viene desarrollando en nuestro IES el Proyecto de Tutoría Compartida, que consiste en una estrategia de acción tutorial dirigida a alumnos con perfil conflictivo desde una intervención continuada mediante técnicas de orientación personal.

Dicho de otra manera, unidos bajo el lema de ´Todos somos importantes´ y desde la voluntariedad de participación, se lleva a cabo un acompañamiento del alumnado participante por parte del profesorado que hace las funciones de segundos tutores, con la intención de mejorar la autoestima y motivación del alumnado para su labor escolar y educativa, crear expectativas de futuro que los motive, desarrollar y potenciar su capacidad de autocontrol, y ayudar a solucionar los posibles conflictos que se puedan presentar a lo largo del curso.

Con el desarrollo y la consecución de estas intenciones u objetivos, la mejora individual del alumnado se traduce en la mejora de la calidad educativa desarrollada durante la clase, de la labor docente del profesorado y de la convivencia escolar del centro educativo llegando, en ocasiones, a producirse un cambio personal que afecta positivamente a la vida familiar.

El claustro del IES Antonio María Calero está formado por 54 profesores, de los cuales participan directamente en el proyecto una media de 22 por curso escolar, e indirectamente el 90%.

Por otro lado, el número de alumnos que cursan la ESO es de unos 200 alumnos, actuando el proyecto sobre el primer ciclo y excepcionalmente sobre 3º de ESO, con lo cual, la selección del alumnado participante se lleva a cabo sobre unos 135 alumnos, de los cuales se selecciona una media por año de 22, ajustándolo siempre a número de profesores disponibles.

A raíz de estos datos, podemos ofrecer los siguientes resultados del proyecto, teniendo en cuenta que en el caso de abandono o expulsión del mismo, se introduce a otro alumno: el 20%, abandona el proyecto o se le ´invita´ a salir del mismo, debido fundamentalmente a su negativa a continuar, su falta de compromiso y al considerable desamparo social y familiar que sufren, tras lo cual se invita a otro alumno (si lo hay), a participar en el proyecto; el 80 % mejora su actitud en mayor o menor grado ante lo escolar y lo personal, aumentando su autoestima, motivación y capacidad de autocontrol, lo que beneficia considerablemente el clima de bienestar de la clase, necesario para el desarrollo de la actividad educativa; el 36%, mejoran académicamente, capacitándoles para la obtención del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. En algunos casos, la motivación y las expectativas llegan al punto de hacerles continuar con otros estudios posteriores como los ciclos formativos.

En consecuencia, los resultados de este proyecto son considerables y esperanzadores, por lo que pensamos y asumimos, que no existe el alumnado irrecuperable, sino estrategias educativas y pedagógicas por descubrir. Debemos soñar en grande, sabiendo que solo podemos actuar en pequeñito.

Desde esta idea, queremos construir un centro para educar y convivir, un lugar para el encuentro y no para el ´encontronazo´, un lugar donde predomine el SER ante al TENER, un lugar donde se eduque para la vida, consiguiendo así buenos escolares, buenos ciudadanos y buenas personas.

Si la convivencia se aprende, por lo tanto se enseña, y si la convivencia se vive, por lo tanto se aprende viviéndola.

Última hora

Las noticias más...

Gala Cordobeses del Año

Puedes consultar el PDF especial que hemos publicado con motivo de la gala.

Pulsa aquí