+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONCURSO DE AGRUPACIONES

La sonrisa como mejor herramienta

La penúltima preliminar deja numerosos golpes de humor por parte de la mayoría de chirigotas en medio de un gran ambiente

 

La chirigota 'Relájate campeón'. - F. GAITÁN

La comparsa 'Pasen y vean'. - F. GAITÁN

Francisco Gaitán Francisco Gaitán
31/01/2018

Cuando alguien tiene un día complicado, la sonrisa es la mejor medicina para olvidarse de los avatares del día a día. Esa sonrisa te la puede proporcionar el Carnaval, que la penúltima preliminar del concurso acogió a varias chirigotas que causaron gran sensación de cara a un teatro Góngora que registró una gran entrada a lo largo de toda la función.

Chirigota 'Los peleaos'.

La chirigota de Montoro Los peleaos regresaron al certamen de coplas cordobés sin ponerse de acuerdo en el tipo ni en la presentación. En sus pasodobles mostraron su crítica sobre la clase política. En su popurrí utilizaron numerosas canciones conocidas vinculadas a la variedad de disfraces que presentaron, como torero, guardia civil, legionario, chófer o catalán con barretina, entre otros.

Comparsa 'La estelada'.

Le secundó la primera comparsa de la noche. Desde Jaén, llegó La estelada para hacer brillar el Góngora y, como estrellas, cumplir los deseos de todos, aunque “ahora cada noche paso por tu balcón y el que pide los deseos soy yo”. Estas estrellas mostraron toda su carga crítica en los pasodobles. En el primero se distinguieron dos partes: en la primera hilaron todos los nombres de los casos de corrupción ya que “todo el dinero robado” no permitiría “ver a mi hija llorar en la mesa”. Su segundo fue aún más duro con La Manada, pues “señoría este grupo no merece estar en la calle pues podían haber violado a una niña que podía ser su hija”. Su popurrí combinó diferentes instrumentos musicales, rematado con un final animado y alegre.

Chirigota 'Los ángeles de Paqui'.

El primer tercio de la función lo completó la chirigota cañetera Los ángeles de Paqui. Este grupo de niños de ocho años dirigidos por la “seño Paqui” vivieron un día de excursión en el zoológico muy chirigotero. Su primer pasodoble tuvo como protagonistas a sus superhéroes: sus padres, esos que “son capaces de juntar la noche y el día para que no pase hambre” o “pactar con el diablo para salvarme”. En su segundo quisieron reivindicar los juegos de siempre, como el veo veo, el balón prisionero o el pañuelito en contraposición a los juegos de los móviles, por eso “aprende a jugar con estos juegos y verás cómo se te acaba el dichoso aburrimiento”. Su tanda de cuplés tuvo como temática sus numerosas actividades extraescolares, mientras que su segundo contaron que cada vez que vienen a Córdoba cambian muchas cosas, como el teatro, los lugares para ver la Semana Santa… “pero si hay algo que no cambia y deben hacerlo es la fachada del hotel Meliá”. Su popurrí también hizo reír al respetable con numerosos golpes de humor en sus cuartetas.

Comparsa 'Los ingeniosos'.

Acto seguido llegó otra agrupación de la provincia. Se trataba de la segunda comparsa de Peñarroya de este concurso: Los ingeniosos. Con el tipo de artistas buscavidas, esta agrupación dejó su sello de identidad desde el principio merced a Rubén Corvillo, cinco veces Púa de Oro. Tras una presentación llena de fuerza, sus pasodobles tuvieron mucha sensibilidad, en cuanto a letra, pero también por los temas que trataron. El primero sobre el Alheimer, una enfermedad que “cuando te abraza te vas con ella para siempre”. Su segundo fue aún más crítico al tratarse de una carta en forma de poesía que trató el acoso que sufren algunas niñas por parte de profesores que “encarnan todos los demonios”. Estos artistas redondearon su actuación con un popurrí con variedad de instrumentos musicales. En definitiva, “si mi suerte se va mañana, más que el dinero, prefiero una sonrisa”.

Chirigota 'Odio las teles de plasma'.

El ecuador de la función lo puso la chirigota del Chache Odio las teles de plasma. Con solo 10 componentes, estas típicas gitanas que adornaban los televisores, junto con el legionario, mostraron su equilibrio permanente en una Smart TV. En su primer pasodoble mostraron su máxima preocupación por “la ruina que tiene encima Córdoba y Andalucía” y “me da igual Cataluña”. Su segundo pasodoble fue un canto de alabanza a la pregonera, Carmen García Koski, esa mujer “que se ha paseado con su chirigota con estas tablas” y que “se ausentó para su proyecto más importante cuando decidió ser madre”. Simpáticos cuplés, sobre todo el segundo sobre su niño “que solo le gusta hacerse fotos y se puede pasar un mes de fiesta”. Entonces, “como castigo lo llevo cada domingo a ver el Córdoba en preferencia”.

Y tras un año de ausencia, la comparsa de Suso y Marcos Monje regresó al Concurso de Agrupaciones como si no hubieran estado ausentes. “Pasen y vean este museo que les traigo en Carnaval”, ese era el lema de estos vigilantes del idílico museo que es Córdoba. Tras un primer pasodoble de presentación en el que declararon su amor hacia Córdoba, su segundo fue una letra de bella factura pero cargada de crítica hacia la Manada. Pero, la principal virtud de estos pasodobles es su melodía, que cambió de uno a otro. El primero, obra de Rafael González del coro Yerbabuena, tuvo un final a coro. En cambio, el segundo fue de gran potencia vocal. Completaron una gran actuación con un popurrí sirvió para ensalzar algunos de los grandes artistas y escritores que ha dado Córdoba como Séneca, Vicente Amigo o Rafael Castro, el autor del ‘Soy cordobés’. Dicha copla fue rematada con un final con muchos coros y fuerza, sello que caracteriza a esta agrupación que tiene como punteado a la púa de oro del 2066, Antonio Trenas.

Chirigota 'Mouriño aquí están tus niños'.

El último tercio de la sesión comenzó con la chirigota astigitana Mouriño aquí están tus niños. Estos gallegos con antepasados andaluces hicieron gala de sus trajes regionales para deleitar sl público con su repertorio, que tuvo puntos en los cuplés, sobre todo el segundo sobre su “niño porculero, que solo ha repetido y el único que hay de su edad en el colegio es el conserje”. Por este motivo no entienden “cómo hay tantos curas que se enamoran de los chiquillos”.

La penúltima actuación de la noche corrió a cargo de la comparsa de Montalbán La conciencia. Con un tipo de ángeles custodios caídos a los infiernos, esta agrupación interpretó un repertorio con voces profundas. Voces que entonaron dos pasodobles de bella factura y con carga crítica. El primero mencionó a numerosas maravillas de Andalucía, pero es la fantasía que “hace bailar a tantos farsantes y ladrones que dejan a mi tierra muerta”. Por otro lado, su segundo fue una defensa a ultranza de la mujer, que tanto “ha luchado por su condición” para conseguir las libertades  que permiten ver “una cosa tan linda como las piernas de una mujer” y “sus cabellos en libertad”, pero desgraciadamente “en la tele ha salido otro cobarde” que maltrata mujeres, “por eso cuando salgas a la calle hay que seguir diciéndote ten cuidado”. Su popurrí dejo muchas reflexiones sobre el bien y el mal, pero también completó una gran actuación de esta novel comparsa.

Comparsa 'La conciencia'.

La última agrupación de la noche fue el primer premio de chirigotas del 2017. La chirigota de Daniel Moriana y Fleky instalaron en el Góngora su clínica de masajes orientales Te va queá nuevo con Relájate Campeón. Fiel a su estilo de humor surrealista, esta agrupación volvió a demostrar sus intenciones para conseguir el primer premio. Su tanda de pasodobles tuvo como protagonistas a Susana Díaz y el PSOE, y una segunda sobre las consecuencias que puede generar un divorcio. A la presidenta de la Junta le recordó que “sigue gobernando porque en Madrid le guantearon su ego”, por debe cambiar “las siglas del partido, porque es socialista pero no del obrero”. Su segunda parte del repertorio tuvo numerosos golpes de humor, como en su segundo cuplé sobre el calor del pasado verano en Córdoba. “Fui al cine para estar fresquito, pero vi a la Frozen en bikini y el muñeco e nieve era un cubito”. Por último, su popurrí también tuvo simpáticas cuartetas vinculadas al día a día de su clínica.

Temas relacionados