La Universidad de Córdoba y el Grupo de investigación Texto, ciencia y traducción acaban de celebrar de forma virtual la 4ª y 5ª edición del Congreso Internacional Ciencia y Traducción en el que casi 400 participantes de España, Europa y países americanos han reflexionado sobre el papel de la traducción e interpretación como puentes de transmisión del conocimiento científico bajo el lema La traducción en tiempos de pandemia (época 3.0).

Así, se han tratado gran variedad de temas «tales como la docencia, traducción literaria, terrorismo e inmigración, traducción automática (TAV), interpretación telefónica (muy en auge debido a la pandemia), accesibilidad, localización y posicionamiento SEO, etc. Aunque, sin duda, el ámbito con más repercusión y relevancia ha sido la traducción biosanitaria y la medicina gráfica», explica una de las organizadoras del congreso, la profesora y coordinadora del Grado de Traducción e Interpretación, Ingrid Cobos.

CORONAVIRUS /

La traducción y la interpretación científica sobre el coronavirus. Precisamente en estos momentos en los que se investiga el virus y sus posibles tratamientos y vacunas, la cantidad de documentos que se generan, principalmente en inglés, es notable», dice Cobos. De ahí la necesidad de traductores «en este ámbito y en este momento» en el que «principalmente se traducen patentes, protocolos, prospectos de medicamentos, artículos científicos, etc.», comenta la profesora Cobos quien indica que para poder realizar una buena traducción médica, «al traductor no le es suficiente con conocer la terminología médica, sino que ha de formarse y especializarse en los conceptos que se aplican en Medicina».

En torno al covid-19 surge gran cantidad de noticias, en muchos casos, falsas o incorrectas. En opinión de la experta, «no suelen ser las malas traducciones las que generen las fake news. Internet es un espacio abierto en el que cualquiera puede publicar información, y no siembre es información veraz y contrastada. En este sentido, me gustaría puntualizar, que los problemas en las ‘malas traducciones’ no suelen estar relacionados con los profesionales de la traducción, sino con determinados software de traducción automática, que en algunos casos, se utilizan para traducir».

No obstante, reconoce que en la red, «encontramos numerosas fake news en torno a enfermedades y sus tratamientos, y esa es una de las razones por las que han surgido nuestros proyectos Oncotrad, una web de información sobre el cáncer en la que colabora el director científico del Imibic, Juan de la Haba- y Enable».

Ingrid Cobos tiene claro que la universidad debe de ser «un pilar fundamental en la generación del conocimiento científico y como catalizador del mismo». En este sentido afirma que «estamos muy concienciados con este objetivo y trabajamos en distintos proyectos en colaboración con el Imibic, la Unión Europea, el Hospital Reina Sofía, etc. para acercar el conocimiento especializado a la sociedad, destinataria última del mismo. Con este propósito creamos Oncotrad o Enable, proyectos que están pensados por y para la ciudadanía».