El conductor de un camión articulado de gran tonelaje murió ayer tras caer con el vehículo por el viaducto de Benamejí, mientras circulaba por la A-45 con sentido Málaga, al cauce del río Genial, unos 77 metros más abajo, según fuentes del subsector de Tráfico de la Guardia Civil. El camión, tras precipitarse, salió ardiendo y provocó un incendio forestal en la zona que obligó al Plan Infoca a desplegar medios aéreos y terrestres para su extinción.

Muere el conductor de un tráiler al caer por el viaducto de Benamejí en la A-45 JOSÉ ANTONIO AGUILAR

El accidente se registró en torno a las 10.30 horas. Al lugar de los hechos se desplazaron dos grupos de bomberos forestales, un vehículo pesado de extinción, dos avionetas de carga en tierra y un helicóptero de transporte y extinción, que trabajaron a lo largo de la mañana y la tarde sobre el terreno para tratar de acabar con unas llamas que quedaron controladas pasado el mediodía. En la zona se encontraban también un técnico operativo y un agente medioambiental, así como efectivos de los bomberos de Lucena y Puente Genil, agentes del Seprona de la Guardia Civil y la Policía Local de Benamejí. El fuego afectó a una parte contigua al puente y a la calzada de dicha autovía.

El tramo del viaducto se extiende a lo largo de 605 metros unos 77 por encima del citado caudal y fue inaugurado en el año 2009 por el Ministerio de Fomento. Resulta un tramo concurrido y, aunque el accidente en sí, al tratarse de una salida de calzada, no afectó directamente al tráfico, los agentes de la Guardia Civil tuvieron que despejar uno de los carriles de circulación para abrir paso a los vehículos de extinción de incendios. En un principio, esa medida originó retenciones en la autovía, pero unos momentos después volvió la normalidad de circulación a la vía. El incendio continuó activo a lo largo de la tarde, con efectivos en tierra, pero las llamas quedaron cercadas y los medios aéreos de regreso al aeropuerto de Córdoba. El fuego afectó principalmente a una zona de pastos y arboleda que los 14 bomberos empleados y los aviones de carga, que regaron el perímetro con líquido retardante, comenzaron a sofocar alrededor de las 12.00 horas.