RUTA 3 / SAN ANDRÉS Y REALEJO

Santa Marta 10

En comunión con lo que nos cae del cielo

Santa Marta 10.

Santa Marta 10.

Juan M. Niza

Juan M. Niza

PATIO SINGULAR (cuidado por un colectivo) (categoría A). Más de 100 metros.

CUIDADORES

Hermanas del convento de clausura con el voluntariado de la Misericordia, encabezado por el hermano mayor, José Maqueda.

EL DETALLE

Sin duda, la impresionante entrada a la iglesia del convento, obra de Hernán Ruiz I (finales del barroco), que habla de la antigüedad del recinto, de 1520.

LA PLANTA

El más antiguo convento de clausura de la ciudad en uso cuida ejemplares de mediano porte y de temporada. Fíjense en su uso en los arriates.

Lo de la lluvia de barrio que dañó plantas y manchó paredes en marzo ya está superado en el patio del convento de Santa Marta 10. No será por cuestión de paciencia, humildad y resignación para todo lo que le viene del cielo y al cabo de cinco siglos de oraciones de las monjas de esta congregación jerónima de clausura. Ni por trabajo en este amplio conjunto y el patio que ponen en concurso, algo en lo que colabora un equipo de voluntarios de la hermandad de la Misericordia. El caso es que se han repintado paredes, se ha ampliado la colección de enseres del siglo XIX, las plantas van tomando mayor porte y el patio, que era el único de los 6 que se abría a la ciudad para el abastecimiento del convento y la hospedería, está magnífico este año. De la portada de la iglesia, obra de Hernán Ruiz ‘El Viejo’ y sin duda la mayor joya monumental de un patio en competición, ni les cuento.