Kiosco

Diario Córdoba

Jose Manuel Ballesteros Pastor

Todo es vida

Tienes que experimentarla por ti mismo si estás dispuesto a amar, a salir de ti hacia alguien y hacia algo

No puedo explicarte lo que es la vida, compañero de camino. Tienes que experimentarla por ti mismo si estás dispuesto a amar, a salir de ti hacia alguien y hacia algo. La vida no se explica; se vive, porque ha sido creada por amor. Tu error que convierte tu existencia en muerte, es creer que mandas en la vida. Es todo lo contrario: la vida es la que manda. Tú existes por ella, y colaboras con ella para que fructifique en otros y así continuar con la maravillosa creación del universo. Te conviertes en un déspota cuando destruyes la vida y creas tristeza, dolor, oscuridad. Mira esa florecilla, allá perdida entre unas piedras, en lo más escondido de una montaña, donde nadie nunca va a pasar. Podrías decirte: Esta florecilla ¿para qué si no es rentable? Y la arrancas. Pero como esa florecilla ha sido creada por amor, tiene en sí misma todo su sentido, porque es un ejemplo de la vida. En este mundo que estamos inventando a base de egoísmo, con la excusa de acabar con el dolor, todo lo que no es rentable, no sirve. Y así ¿para qué sirve un niño, un anciano, un enfermo, una embarazada, un ciego, un paralítico, un síndrome de Down, un animal, un árbol? Para nada; solo para gastos y molestias. Solución: la muerte. Para qué un hospital. Mejor un inmenso tanatorio con los avances más modernos. Convirtamos a los médicos en meros ejecutores para hacer más pulcro el exterminio, en redactores de certificados de defunción. Todos perfectos, y cuando no, pues nos matamos. Y así nos vamos ahogando la conciencia, vamos dejando de ser humanos para convertirnos en representaciones de la muerte, este otro concepto que, al igual que el de la vida, se explica practicándolo. Y en esta ceguera de la oscuridad del egoísmo, creemos que así somos felices, sin miedos, sin la angustia de sufrir y de morir, cuando la realidad es un nuevo mundo puro infierno, un mundo sin amor, inhumano, porque nos estamos aliando con la maldad y con la muerte. Creemos que así vamos a ser felices en un mundo perfecto. Pues entonces ¿para qué me sirven mi perro y mi maceta, si sólo me ocasionan gastos, molestias, preocupaciones, pérdidas de tiempo? Es mejor que todo sea virtual. El amor, la amistad, la salud, la vida. Todo perfecto y a distancia, que respete siempre la libertad de mi egoísmo.

* Escritor

Compartir el artículo

stats