Kiosco

Diario Córdoba

Isabel Agüera

Mirar y ver

Isabel Agüera

La Renta en marcha

«Cuando pienso en los mayores: ¿es que no hay nada que desgrave?¿Es que un mayor no consume ni gasta?»

¡Pues sí! Ya estamos otro año más con papeles, números, cálculos y desembolsos más que extras. El gran científico Albert Einstein, por el que siempre he sentido admiración, dice: «Lo más difícil de comprender en el mundo es el impuesto sobre la Renta». La verdad es que con la cantidad de impuestos que pagamos por todo no se puede comprender que si pago, por ejemplo, el IBI por mi piso, luego tenga que declararlo en la renta, etc. Pero bueno, hay algo que personalmente me indigna sin poderlo remediar, sobre todo, cuando pienso en los mayores: ¿es que no hay nada que desgrave? ¿Es que un mayor no consume ni gasta? Y ya no es eso lo peor, sino que los mayores precisan infinidad de medicinas y artilugios hasta para ponerse los zapatos. Una jubilación de mil euros y algo más, si acaso, no da para todo lo que es imprescindible para un mediano bajo bienestar. Desplazamientos en taxis, ayudas a domicilio para todo que, aun teniendo, tras años de espera, la asistenta de la Junta, son unas muy pocas horas de las veinticuatro que precisa un mayor que, sentado en un sillón, no puede levantarse ni por un vaso de agua. ¡Qué pena! Pues, nada, que ni silla de ruedas, ni andadores, ni cuñas, ni, bueno, mejor no seguir enumerando. ¿Sabe el consejero de Salud andaluz cuánto cuestan unas simples gotas para los ojos y la duración que tienen? ¿Sabe lo que cuesta arreglarte un diente que te duele o unas gafas que se te han roto o una simple crema para hemorroides, inhaladores para problemas respiratorios, pastillas para alergias, audífonos? ¡Bueno, bueno! Es verdad -me comentaba un anciano que me causa gran pena-, que la Seguridad Social da algo, pero que él era funcionario jubilado y no solo le pedían cientos de documentos, todos telemáticamente, cosa que él no tenía ni idea, sino que lo poco que le concedían no cubría ni mucho menos la mitad de los gastos. Por experiencia, puedo proclamar injusto que para cualquier cosa necesaria que solicites, lo primero la Declaración de la Renta y para nada se tenga en cuenta los gastos que no figuran en parte alguna, por lo que las solicitudes son rechazadas. Si esto es justicia que baje Dios y lo vea.

*Maestra y escritora

Compartir el artículo

stats