Si en internet hacemos la búsqueda «escultura en Espejo», aparece la mujer gruesa tumbada de Botero en la calle Génova de Madrid, pero si a la búsqueda anterior añadimos «Córdoba» aparece la fotografía de la recién inaugurada escultura que reproduce la foto del miliciano de Robert Capa, rodeada de un grupo del Foro de la Memoria, acompañados del alcalde Florentino Santos y del académico Fernando Penco. A los pies de la escultura se encuentra enmarcada la imagen original de Capa y al fondo aparecen las casas de la localidad, sobresaliendo el castillo.

Así se ha culminado un proyecto que viene de lejos pero no hace honor a la verdad, porque el académico Penco no ha presentado ninguna evidencia que demuestre la presencia de la cámara de Capa en la Haza del Reloj. El 10 de marzo pasado el Foro de la Memoria de Espejo presentó una rueda de prensa en el Palacio de la Diputación para dar cuenta de los resultados de la investigación de la convocatoria de 2020. El proyecto subvencionado que lleva por título ‘Estudio sobre el reconocimiento y puesta en valor de la Haza del Reloj’, porque según el académico Penco ese es el emplazamiento donde Robert Capa hizo la fotografía del miliciano, ya se reconoció en 2010 ó 2011 por parte del Ayuntamiento de Espejo cuando colocó un cartel dando cuenta de la Haza del Reloj como paraje donde se realizó la fotografía y, también afirma, donde nació el fotoperiodismo actual.

En la rueda de prensa de marzo el académico Penco dijo que el resultado de este estudio preliminar tiene que ver con el lugar donde fue tomada la foto y se ubica en el cerro del Alcaparral. Es decir, el proyecto presentado que según el título es para el reconocimiento y puesta en valor de la Haza del Reloj, resulta que Capa hizo la foto en el cerro del Alcaparral argumentando que (sic) «el único punto en el que se pueden tomar estas fotografías es donde aparecen estos tres cortijos de esta manera era, trazando diagonales y tangentes desde el cerro del Alcaparral». Además dice que las pruebas son preliminares y que tienen que someterse a discusión científica evidentemente. Evidentemente digo yo que si las pruebas son preliminares y no ha habido discusión científica, qué sentido tiene la rueda de prensa. Obviamente este tipo de ruedas de prensa se organizan para presentar ante los medios los resultados finales e indiscutibles de una investigación.

La discusión científica de la investigación a la que alude el académico Penco como es obvio tiene que discutirse con las investigaciones publicadas sobre el caso. Anteriormente la foto del miliciano se ubicaba en Cerro Muriano hasta que en 2009 localicé el escenario en Espejo, como queda demostrado en mi libro ‘Sombras de la Fotografía’. Posteriormente en 2016 localicé el yacimiento en el Cerro del Cuco, donde Robert Capa colocó el trípode con la cámara y donde posó el miliciano, investigación publicada en el artículo «Localización de la fotografía ‘Muerte de un miliciano’ de Robert Capa» en la revista Communication & Society 2016, Vol. 29.

Si Fernando Penco quiere someter su investigación sobre la localización de la foto del miliciano a un debate científico, tiene que confrontarla con mis resultados de 2016 que ya superaron la discusión académica para ser publicados. Hemos llegado a un punto de encuentro entre Fernando Penco y yo, para que expongamos nuestras investigaciones ante un tribunal académico competente que determine cuál de las tres localizaciones corresponde a la foto del miliciano de Capa. 

** Profesor Titular Universidad del País Vasco