+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Segundo idioma a coste cero

La posesión de un certificado de nivel de otra lengua para la obtención de un título de grado es una realidad actual. Por ello, en Andalucía hay una beca para sufragar los gastos de esta necesidad

 

Indicaciones en el edificio de Ucoidiomas de la Universidad de Córdoba. - SÁNCHEZ MORENO

Ana Moreno Ana Moreno
10/01/2018

La importancia de conocer un segundo idioma es, además de una necesidad cada vez más imperante en la sociedad actual, un requisito indispensable para todos aquellos que se encuentran inmersos en sus estudios universitarios ya que, dentro del Plan Bolonia, es necesaria la obtención de un certificado de nivel de este segundo idioma para poder conseguir el título de cualquier grado. Lo que quizás no sea tan conocido es que la obtención de dicho certificado puede llegar a conseguirse hasta a coste cero.

En el año 2015, Andalucía fue la primera comunidad autónoma en contar con un sistema de becas destinado a la obtención de competencias lingüísticas de un segundo idioma. Desde entonces, tan solo el 2% de los estudiantes universitarios han recurrido a estas ayudas concedidas por la Junta de Andalucía. Unas cifras que se esperan que aumenten gracias a la entrada en vigor de nuevas alternativas de titulación para los alumnos. Y es que, a partir del actual curso, los estudiantes universitarios podrán solicitar estas prestaciones para tres fines distintos: obtener, como se venía haciendo desde el 2015 hasta ahora, el nivel de primer idioma extranjero; incrementar la competencia a niveles superiores de la misma lengua; y, en tercer lugar, estudiar una segunda lengua extranjera de nivel B1 o superior, siempre que se tenga ya la capacitación requerida. Con dicha ampliación, la Junta pretende permitir así que se profundice en el plurilingüismo de la formación universitaria, la internacionalización del alumnado y la mejora de sus posibilidades de acceso al mercado laboral.

Así, la Consejería de Economía y Conocimiento, responsable de las ayudas, ha consignado para el curso 2017/2018 un presupuesto inicial de 2,7 millones de euros, en el que las becas ascienden a un máximo de 300 euros por persona beneficiaria, lo que equivale a la media de los gastos de matrícula y del curso de formación. Estas estarán dirigidas a estudiantes de las universidades públicas andaluzas con menor renta familiar o dificultades económicas, intentando de esta forma garantizar la igualdad de acceso a los estudios de idiomas.

«La educación en idiomas es fundamental para expandir fronteras y que los alumnos adquieran un perfil más competitivo para el mercado laboral, por eso es tan importante apostar por el aprendizaje de lenguas extranjeras», destaca Luis Ciller, director de marketing y ventas del territorio sur de Europa de Capman Testing Solutions, distribuidor oficial exclusivo de Toeic y Toefl para España y Portugal.

Toeic es uno de los sistemas de acreditación del nivel de inglés reconocido por las nueve universidades públicas andaluzas, llegando a ser cuatro de ellas centros oficiales examinadores de dicha prueba. La multiplicación durante los últimos años de la oferta educativa de idiomas en España y Andalucía ha provocado la aparición de nuevas alternativas de acreditación de competencias lingüísticas, fuera de los cánones ya conocidos y establecidos en el panorama nacional, contando así en la actualidad con un mayor número de entidades orientadas a la evaluación oficial de un idioma con estrategias distintas y diferenciadoras. Este es el caso de Toeic (Test of english for international communication) orientado al aprendizaje del inglés y sus características, que le han colocado como el sistema de medición de lengua inglesa más utilizado y objetivo, suscrito por 9.000 organizaciones educativas y 14.000 empresas a nivel mundial y que ha llegado a realizar, en España, más de 45.000 pruebas de certificación al año. La cuestión, a parte de la existencia de ayudas, es si las becas de 300 euros son «el precio justo» para poder conseguir el nivel requerido de idiomas.