+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El tablero andaluz / El debate político, en la calle

«La ultraderecha quiere acabar con el paro metiendo a la mujer en casa»

María Gómez, una de las portavoces de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia de Género

 

María Gómez, portavoz de la plataforma. - CHENCHO MARTÍNEZ

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
10/01/2019

María Gómez, una de las portavoces de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia de Género, empieza la entrevista con una advertencia. «No vamos a mencionar a ese partido ni a hacerles propaganda».

-¿Cómo están viviendo las negociaciones políticas de la derecha para conformar gobierno en Andalucía?

-Con preocupación porque se quieren tirar por la borda años de lucha. La ultraderecha ha ido a cara descubierta, sabemos lo que buscan, pero PP y Cs se supone que son partidos demócratas y lo que está claro es que si aceptan sus condiciones para formar gobierno es porque son iguales. Nos sentimos vulneradas, mancilladas, humilladas y estamos dispuestas a seguir peleando por nuestros derechos y a defender una ley que nos proteja. La violencia de género existe y va contra las mujeres por el hecho de serlo y es muy distinta a cualquier otra forma de violencia.

-Una de las críticas que usa como bandera este partido es «la lluvia de subvenciones» que reciben las asociaciones feministas. ¿Existe tal lluvia o es ciencia ficción?

-En Andalucía hay más de 2.000 asociaciones de mujeres. ¿Alguien puede creerse que viven de las subvenciones? Sobrevivimos con las cuotas que pagamos y algunas, a veces, consiguen una ayuda o firman un convenio para realizar actividades del que, como es lógico, hay que justificar cada euro que se gasta. La mayoría de las que trabajamos haciendo pedagogía de concienciación contra el machismo somos voluntarias y vamos por los institutos, por los pueblos, a las universidades... haciendo lo que deberían hacer las administraciones. La ultraderecha no habla de las subvenciones que reciben cofradías ni peñas y quiere que se retiren a las ayudas a las asociaciones de mujeres para otros fines, para crear escuelas taurinas, colegios que segregan por sexos... Nosotras no tenemos chiringuitos, solo queremos defender nuestros derechos, ellos sí que los tienen.

-¿Hay miedo a que este tipo de políticas se lleven a cabo?

-No tenemos miedo ninguno, si acaso más convicción por lo que debemos defender. Hemos avanzado muy poquito, pero lo poco que hemos logrado no se nos puede quitar de un plumazo. Estamos más fuertes y más seguras, no vamos a dar ni un paso atrás. Y esperamos que la juventud sea rebelde y no asuma estos planteamientos. Si existe una ley de violencia de género y aún así estamos viendo mujeres asesinadas todos los días, violaciones, sentencias como las de La Manada, ¿qué pasará si esa ley se deroga? ¿Cuántas caerán entonces?

-¿A qué les suena lo de proteger a la familia?

-Lo que estos señores quieren es acabar con las listas del paro haciendo que las mujeres vuelvan a las casas. Cuando hablan de proteger la unidad familiar, lo que buscan es volver a la época de Franco, tú a tu casa, a ser el calor del hogar como dice el obispo, sin medios económicos para ser independiente. Pero no estamos dispuestas a eso y vamos a estar en la calle para pelear lo que haga falta. Y una cosa, a las mujeres que están en ese partido, que pertenecen a una élite, porque esta gente no lleva a mujeres de los barrios humildes, esas mujeres que quieren ser parlamentarias y concejalas con ellos, que piensen que están ahí gracias al feminismo, a la lucha de muchos años por los derechos de todas. Las que no son de esa élite y los hayan votado, ya se arrepentirán de haberlo hecho.

-El auge de esta corriente llega después de un 2017 de despertar de las mujeres a nivel internacional y de un 8-M en el que las mujeres dijeron de forma masiva basta ya. ¿El machismo se rebela ante el auge del feminismo?

-El lobo siempre ha estado ahí, disfrazado de cordero a veces, ahora simplemente se ha quitado la careta. Detrás de todo está el patriarcado y el capitalismo, que está en crisis y quiere que, una vez más, seamos las mujeres las que paguemos los platos rotos. Pero no estamos dispuestas, queremos los puestos que nos pertenecen, formamos parte de la sociedad, queremos ser mujeres, pero con los mismos derechos que los hombres.

-¿Qué esperan del 15-E?

-Que la ciudadanía salga masivamente a la calle. Nosotras iremos el martes a manifestarnos a Sevilla, hemos organizado autobuses para ir juntas y, por la tarde, estamos en Las Tendillas.

Temas relacionados
 
   
5 Comentarios
05

Por Antonio m 18:57 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No se a lo mejor , no es pa tanto y el paro se soluciona algo regulando la inmigracion. COMO ANDALUZ me parece vomitivo ver que hay pueblos de cordoba con mas de un 25% de paro y no hay gente para recoger la aceituna............ en fin tranquilitos y a trabajar .

04

Por Julian Vergara 11:10 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

2.000 asociaciones de mujeres, o de lo que sea, es una barbaridad insostenible. Cada cuatro amigos no pueden crear una asociación y pedir subvenciones. Así no vamos a ninguna parte, ni se hace fuerza para defender los intereses que reivindican. Si se quiere hacer algo mas que figurar, hay que unir esfuerzos y estrategias.

03

Por alma55 10:33 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El feminismo está llegando a un punto que nada tiene que ver con la igualdad de oportunidades. Los extremismos sean de la causa que sean no hacen bien a nadie. Vox es un grupo de derecha, vale, ¿ Los grupos feministas que son?

02

Por otras posibilidades 9:43 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Una cosa es el feminismo (que lucha de verdad por la igualdad) y otra el hembrismo (con tendencias andróginas), una cosa es la misoginia (odio hacia la mujer) y otra la androginia (odio hacia el hombre, el varón). Aquellas leyes del 2004 (llena de etiquetas, eufemismos y aproximaciones) y la agravación en la del 2008, se apoyan sobre la "discriminación positiva" (sic) hacia el hombre varón. Una desigualdad hacia las mujeres No se puede compensar y resolver con otra hacia los hombres. Es nuestra sociedad la que es "machista" desde hace muchos siglos, incluidas muchas mujeres). Es sobre ciertos puntos (dudosos sobre su Constitucionalidad y Democracia) que mucha gente lucha también y eso NO implica ni ser "machista" ni antimujer. Se trata de ser justos ante lo que debe ser una auténtica convivencia entre hombres y mujeres.

01

Por Loralista 9:41 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Yo y mi marido, junto a nuestros dos hijos adoptados, somos pareja homosexual estaremos en las tendillas, yo si te creo hermana!