+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Interior no prevé graves incidentes en Cataluña el fin de semana

 

LUIS RENDUELES MADRID
08/11/2019

Los servicios de Información de la Policía Nacional y la Guardia Civil han transmitido lo que consideran el «escenario más probable» para este fin de semana en Cataluña. Para la jornada de reflexión, esos analistas esperan «ocupaciones de calles, de espacios públicos, incluso de parques que estén cerca o muy cerca de los colegios electorales, simulaciones de votaciones...», según explican fuentes conocedoras a este diario.

«Habrá muchísima gente en las calles, pero por ahora no hay ningún llamamiento a la violencia, o al menos no lo hemos detectado», añaden. En ese sentido, recuerdan que Tsunami Democràtic ha llamado a movilizarse de forma pacífica hasta las diez de la noche de la jornada de reflexión. «Harán algo e intentarán que sea sonado», concluyen.

La intención es emular en cantidad y ambiente festivo a las acampadas y convocatorias del 15-M del 2011. Una marcha ciclista que acabará a las puertas de la cárcel de Lledoners puede ser uno de los focos de tensión.

«Si salen imágenes masivas de independentistas evitando que otros ciudadanos voten, se pegarían un tiro en el pie. Su discurso siempre es que les persiguen por votar», explican las citadas fuentes. Por ese motivo, esperan una jornada electoral «de normalidad relativa, con tensión, pero sin gran violencia», sobre todo en Barcelona. «Lo que ocurra en algunos pueblos es más difícil de prever», subrayan.

‘HACKEO’ AL ESCRUTINIO / Una preocupación real en el Gobierno es la batalla virtual. De ahí la ofensiva legal de la última semana. Las fuentes consultadas admiten que tienen «indicadores claros» de que «van a intentar tumbar el sistema electoral».

Citan a Anonymous Catalonia como uno de los candidatos a intentar ese asalto al sistema electoral en solitario o «en sinergia» con Tsunami. Pero aseguran que el Estado está «preparado y con los escudos más activos que nunca» para evitar los ataques.