+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

maltrato en el hogar

El riesgo de violencia sube si ella trabaja y él no lo hace

 

Patricia Martín
17/07/2018

Hasta ahora se había determinado que el riesgo de que las mujeres sufran violencia machista es mayor en parejas con bajo nivel de estudios y de renta, sin que ninguno sean factores determinantes. Y ahora un estudio de Funcas arroja más luz y concluye que no influye tanto el nivel económico de la unidad familiar como quién de los dos miembros de la pareja perciba las rentas del trabajo. De esta forma, si ellas trabajan pero el hombre no, se incrementa exponencialmente el riesgo de que aparezcan los malos tratos. «Aquellas mujeres cuya pareja está trabajando son mucho menos vulnerables a sufrir violencia que las mujeres cuyos cónyuges no trabajan, y menos aún si ellas también trabajan.

Cuantitativamente, la probabilidad de maltrato para este tipo de mujeres se reduce a menos de la mitad», concluye el informe. El resultado hace concluir a los investigadores, los profesores de la universidad Carlos III César Alonso-Borrego y Raquel Carrasco, que no basta con «empoderar» a las mujeres, término usado para referirse a la necesidad de que las féminas alcancen más cotas de poder en la sociedad y las unidades familiares. Además, esta situación podría tener efectos perniciosos, puesto que los datos confirman la llamada teoría del male backlash o del contraataque, según la cual cuando un varón ve cuestionado su papel tradicional como sustentador principal puede infligir violencia para reafirmar su posición dominante. «El empoderamiento - concluye por tanto Carrasco- reduce el riesgo pero si él goza de empleo».