+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

¿TAN DIFÍCIL ES?

 

JOSE LUIS Casas
26/02/2013

Ha comenzado el tiempo que la mitología católica denomina Cuaresma. Quienes vivimos nuestra infancia en el nacionalcatolicismo sabemos que entonces todo quedaba impregnado, más bien inundado, por las prácticas religiosas relacionadas con ese periodo del año litúrgico. Ahora bien, el paso del tiempo, que vivamos en una España que según la Constitución es laica, o aconfesional, no significa que los ciudadanos se vean libres de estar sometidos a las prácticas de quienes se definen como católicos, o al menos son militantes de las muchas cofradías que pululan por la tierra andaluza. En estos días se anuncian traslados, vía crucis y ensayos que alteran la vida cotidiana de nuestras ciudades. Son el preludio de esa gran fiesta popular, entre lo religioso y lo profano, que es la Semana Santa. Se abren establecimientos con el nombre de casas de hermandad (o cuartelillos) en competencia desleal con los hosteleros que prestan sus servicios a lo largo del año, y a todo ello se añade que para esas actividades cuentan con el apoyo y la colaboración de las autoridades municipales. Alcaldes y concejales de todas las formaciones políticas participan en esas celebraciones, y cuando llegue la Semana Santa los veremos en nuestras calles acompañando los desfiles procesionales, unas veces argumentarán que eso tiene que ver con la tradición, y otras que es un compromiso con el pueblo, al que le gusta ver a sus representantes en esos actos, como me manifestó en una ocasión un alcalde de Izquierda Unida.

A estas alturas del siglo XXI, aún no se ha comprendido el significado de un modelo laico de convivencia. Todavía encontramos pueblos que designan como alcaldes o alcaldesas perpetuas a imágenes religiosas (de hecho ha acontecido no hace mucho en nuestra provincia), lo cual es una afrenta al sentido común, a la razón y a los principios de un Estado laico y democrático. Quizás debería ser de obligada lectura el conocido discurso de Azaña en las Cortes Constituyentes de 1931, cuando pronunció aquella frase, tan escalofriante para algunos, de "España ha dejado de ser católica", si bien el contenido completo del discurso transmite unas ideas que tienen poco de aterradoras y más bien son un ejercicio de reflexión sobre un problema político que Azaña se negaba a considerar como problema religioso.

Han pasado más de ochenta años desde aquella intervención parlamentaria y muchos no se enteran de cuál debe ser la función de un representante público en su relación con las instituciones católicas, quizás porque desde la Transición nadie, o casi nadie, tomó la decisión de dejar claro qué significaba la separación de la Iglesia y el Estado. No lo hicieron los gobiernos de Suárez, pero tampoco los de Felipe González. Pero a veces uno se encuentra con sorpresas, como cuando hace poco más de una semana leí una entrevista con Iñaki Azkuna, alcalde de Bilbao, católico y militante del PNV, quien ante las críticas del obispo de la diócesis por su participación en bodas de homosexuales, había dado la siguiente respuesta: "Ante la Virgen de Begoña soy el más católico. En el Ayuntamiento soy el más laico". Al leerlo no pude evitar hacerme la pregunta: ¿tan difícil es? No concibo la dificultad de los alcaldes para actuar de acuerdo con los principios de un Estado que ya no tiene entre sus funciones la curación de las almas, como dijo Azaña, sino otras ocupaciones bien diferentes, entre las cuales no debería estar su participación en oficios, ceremonias y procesiones. Todos cuantos se van a pasear junto a las imágenes deben saber que quizás algún día eso se vuelva contra ellos, por no ser capaces de respetar que los ciudadanos son un conglomerado diverso y que todos no son católicos, e incluso hay quienes no se vinculan a ninguna confesión religiosa.

* Catedrático de Historia

Opinión

Irene Montero y el lenguaje

Joaquín Pérez Azaústre

Feminismo 2.0

Irene Ramos Zafra

¿Dónde está el río

Manuel Fernández

Estamos todas ahí, el 8M

María José Moruno López

Regalo envenenado

José Zafra Castro

Democracia plena

Manuel Torres

Alcaracejos

Joaquín Pérez Azaústre

Lectores
FELICITACIÓN

A Federico Roca

Tras haber sido otorgada al Real Círculo de la Amistad de Córdoba la Medalla de Andalucía también ...

CARTAS AL DIRECTOR / CORONAVIRUS

Jóvenes en pandemia

Pronto llevaremos un año inmersos en esta catástrofe sanitaria, que tan lejana creíamos y que ...

CARTAS AL DIRECTOR / DISCAPACIDAD

Denuncia para el HURS

Mi reclamación, queja, o denuncia es para poder expresar la indignación que sentimos las personas ...

CARTA ILUSTRADA

Hambruna y pandemia

Hay muchas personas que nunca piensan en los dramas sociales que la pandemia ha causado en un gran ...

 
 
5 Comentarios
05

Por Anda y sigue llenandote los bolsillos 18:36 - 26.02.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Al nº1 y 2, no se entera vd que esta gente come de ese discurso, y les da igual que los problemas queden sin solución, acaso algo de lo que dice va arreglar el principal problema que tiene Andalucia desde que empezo la democracia. El paro.

04

Por creoyoque 17:49 - 26.02.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Soy una persona que me defino como laico, esto no me impide ser respetuoso y reconocer que vivo en un país con una gran tradición católica, y que en el espacio común que compartimos hay lugar y cabida para todos, yo no me extraño ante un político que es de izquierdas y se declara católico, o que uno de derechas se declare no creyente , ¿Qué tiene de malo? está claro que se aleja de la etiqueta social asignada, pero es que estamos hablando de su esencia como persona, indistintamente del cargo que se represente ¿O es que todos los votantes de una formación política son o dejan de ser creyentes? Debemos y tenemos que ser respetuosos hay tiempo y espacio para todos. Me da pánico cuando leo a algunos católicos y laicos arrojarse insultos o desprecios. Tenemos que recuperar el respeto mutuo y reconocer que todos tenemos errores y a compartir los tiempos y espacios son de todos

03

Por EGABRENSEDIASPORA 12:51 - 26.02.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Al margen de los aspectos más o menos folclóricos de la cuestión,yo creo que no hay que perder de vista de donde venimos,que a mi criterio,es de Roma y la Cruz.

02

Por Nada de objetivo ni cierto 1 11:05 - 26.02.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Señor Casas, cabe preguntarse por qué un estado debe ser aconfesional. Si vd me dice que para garantizar los derechos y las libertades de los individuos, debo también decirle que los gobiernos de izquierda han hecho de Andalucía y España territorios confesionales. Porque por ley, en las empresas y organismos públicos debe existir sindicatos. Y todo con la excusa de garantizar el derecho de los trabajadores, cuando por la propia legislación los defiende, y para ello también están los representantes políticos que se eligen. Como tampoco entiendo muy los mal llamados piquetes informativos, que en todos los casos se usan de la violencia, presión, intimidación y amenazas, cuando se puede abiertamente y cuando no, encubiertamente, aunque conocida por toda los ciudadanos. Parece mentira, que pleno siglo XXI con todos lo medios de comunicación e información existentes: prensa, radio, correo, televisión, pública y privada, boletines oficiales, teléfonos y móviles, transporte; y la ya repera de internet. Se permitan estos piquetes.

01

Por Nada de objetivo ni cierto 2 11:04 - 26.02.2013

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Como tampoco entiendo que amenacen a dueños de comercios y se coloquen frente a ellos para que se cierren. Después también está el tema de la educación, que en España nada tiene que ver con la democracia más antigua de mundo que no es otra que Estados Unidos. Como sabe usted, el primer estado del mundo que constituyo un parlamento fue Reino Unido, sin embargo en pleno siglo XXI en ese país la separación entre estado y religión no existe, al igual que otros países nórdicos, y sin embargo los países con una consolidada democracia. También en Estados Unidos existe una liturgia religiosa, y sin embargo es el país con más libertades para sus ciudadanos y con más diversidad religiosa, cultural, racial etc. Sin embargo no se conoce un país de izquierda comunista donde la libertad, los derechos de los ciudadanos y el libre pensamiento se respeten y se hayan respetado. Los ciudadanos, simplemente no tiene ni voz ni voto.