+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Para ti, para mi

Momentos de tensión

 

Antonio Gil Antonio Gil
12/01/2019

Apurando el tiempo al máximo, el cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, también escribió su carta a los Reyes Magos, en la que glosaba el sentido de la epifanía: «La manifestación de la gloria del Señor, que se continuará manifestando entre nosotros, hasta el día de su retorno glorioso». Pero Omella centraba su carta a los Magos, en temas de palpitante actualidad: los «momentos de tensión» que vivimos. Y así, en forma de plegaria disimulada, manifestaba su deseo de que todos vivamos con fraternidad este nuevo año. Y explícitamente escribía a los Magos: «Es cierto que el actual clima de crispación social no nos lo facilita, pero con la ayuda de Dios podemos superar este momento de tensión. Vivir en fraternidad es cosa de todos. Os pido, pues, que seamos más prudentes con los mensajes que enviamos a la gente. Evitemos las expresiones incendiarias y fomentemos un lenguaje que favorezca el diálogo. Todos nosotros podemos y debemos ser promotores de comprensión, de diálogo y de cooperación en la tarea de humanización de la sociedad». Ciertamente, el cardenal Omella se ha lanzado al ruedo social y político, y ha señalado con precisión y acierto, el momento que vivimos, ofreciendo a la par las principales vías de solución: «Prudencia, lenguaje que favorezca el diálogo y máximo cuidado con las expresiones incendiarias», las que pueden propagar el fuego de los enfrentamientos y las discordias. El problema de esta hora --y en Andalucía se toca de lleno--, es la falta de buena voluntad, el protagonismo político, las ganas de tirarlo todo por la borda, rompiendo, si hace falta, las reglas de juego en el tablero político. En una palabra, no afrontar problemas, sino crear enfrentamientos. Los momentos de tensión que afectan a la gente, como bien señala el cardenal, no pueden propagarse como los incendios, por el peligro que conllevan. La paz y la fraternidad nunca serán fruto de discordias, sino de intensos diálogos. Los dirigentes no pueden olvidar que nos representan a todos, y esa «representación» conlleva siempre una gran dosis de responsabilidad.

* Sacerdote y periodista

Opinión

Mensajes del tiempo

Rosa Luque

Juanma Moreno

Diario Córdoba

Carles Puigdemont

Diario Córdoba

Llegó el cambio

Mercedes Valverde Abril

Risas

María Olmo

Padres de la patria

José Manuel Ballesteros Pastor

Ni un paso atrás

JESSICA Lara

Don Antonio. La virtud del «don»

Antonio Camacho Cruz

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / JUNTA DE ANDALUCÍA

¿Cambio tranquilo?

El tripartito que ha ganado en Andalucía, anda por ahí diciendo que el cambio será tranquilo. Pues ...

CARTAS AL DIRECTOR / RELACIONES HUMANAS

El valor de las palabras

Todos sabemos que en las comunicaciones y las relaciones humanas la palabra ocupa un lugar ...

CARTAS AL DIRECTOR

El pacto de la vergüenza

Leo en el diario CÓRDOBA las declaraciones que ha efectuado Antonio Ruiz, que es el secretario ...

CARTA ILUSTRADA

Reforma de la vergüenza

Críticas a las obras del entorno de la muralla del Marrubial