+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El guiño

Luis Enrique no ha cambiado nada

 

13/07/2018

Exjugador de fútbol, extécnico del Barça, Luis Enrique ha sido siempre polémico, sus relaciones con los medios informativos han dado lugar a tensiones y anécdotas, muchas de ellas desagradables en las formas. Y hasta en el fondo, porque ahora no se olvida que hace unos meses declaraba, en torno a la hipotética independencia de Cataluña, eso de «los catalanes son la hostia y están muy adelantados a lo que es España, en general», comentario que ofendió a muchos. Ahora, es el entrenador de la selección española, de esos españoles atrasados, y ha hecho declaraciones en las que dice a los periodistas: «Os trataré como os merezcáis». ¿Una advertencia? ¿El anuncio de nuevos episodios llenos de morbo y pasión? No ha cambiado nada.

Opinión

El bucle infinito

CARMEN Lumbierres

Luis Almagro

Diario Córdoba

Puertas / Cabrera

Diario Córdoba

Más que una película

Desirée de Fez

¿Quiénes son violentos?

Miguel Santiago Losada

Deuda pública

Ricardo Rivera Pereira

Profeta en su tierra

Ricardo Crespo

‘Campeones’, camino de Hollywood

José Antonio López García

Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / RECUERDO DE LOS 90

El acoso suena menos que el parapente

El pasado 28/8 aparece una carta al director con foto de un parapente, en el Diario CÓRDOBA. El ...

CARTA ILUSTRADA

Sobre la Mezquita-Catedral

Voy a opinar en nombre de muchos cordobeses que estamos viendo, alarmados y hartos, el uso y abuso ...

CARTAS AL DIRECTOR / COMPARECENCIA

Un embustero altivo en el Congreso

La soberbia disfrazada de Aznar, jaleada por Casado y los suyos, visitó la comisión de ...

CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

A Serunión

Apreciada Itziar Íñigo Sobejano, representante de la empresa Serunión en Córdoba. A iniciativa de ...

   
1 Comentario
01

Por Juan Gutiérrez 11:29 - 13.07.2018

Este anónimo lector y sus amigos sabemos que tanto Cataluña como el País Vasco nos llevan bastantes años de adelanto al resto de los españoles. Y no creo ofender a mis compatriotas al poner de manifiesto una realidad contrastada, además de tener algunas ideas de la razón de ello. Por tanto, si algún escribidor de periódico me dijera que no puedo trabajar, por ejemplo, en una escuela de la España más atrasada –digamos la Andalucía de la emigración y, sin embargo, también del paro- pienso que se estaría descalificando él mismo queriendo descalificar al otro.