+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La rueda

Mi Grinch particular

 

Imma Sust Imma Sust
11/01/2018

Me he pasado media Navidad en la cama y no hay manera de arrancar. Enferma con gripe y mocos. Los solteros sentimos las Navidades a veces como una molestia, otras como una tristeza y algunos ni siquiera la vemos. Este es mi caso, no me siento para nada sola. Eso ya llegará cuando me haga mayor. A los solteros nos espera un final triste y solitario. Seguro. No tengo ninguna duda de ello. El precio que tenemos que pagar por nuestra libertad en este presente es nuestra soledad en nuestro futuro.

A lo que iba. Día de Reyes. Enferma, cojo el coche y voy a comer a casa de mis padres. Me cuesta aparcar. Encuentro un sitio libre, pero a los tres segundos aparecen dos tipos grandes que me increpan a gritos diciendo que estaban ellos antes. Aunque ya he aparcado mi coche, salgo y me voy sin rechistar. Encuentro otro sitio pasado un buen rato. Cuando estoy intentando entrar, un señor de mediana edad me dice que lo está reservando. Yo le digo que lo siento mucho, pero que ya van dos veces y que tengo a mi familia esperando en la mesa. Pienso que si yo fuera un hombre ya estaría aparcada en el primer aparcamiento. Él me dice con un tono nada agradable que si quiero aparcar lo tendré que atropellar.

Como es Navidad y no me apetece matar a nadie, llamo a los mossos que me dicen que no se puede reservar una zona azul y que tengo todo mi derecho a aparcar. El señor se marcha molesto y yo voy a ver a mi sobrino que me da la vida. Para una pank (tía profesional sin hijos) un sobrino en Navidad es como un trankimazin que te tomas en pleno vuelo transatlántico.

Más tarde voy a por el coche y descubro una gran rayada en él. No me enfado. Siento lástima por el señor amargado que en un día tan mágico no tiene nada mejor que hacer en su vida que rayar mi coche. Eso lo que le faltaba a esta Navidad llena de mocos y virus. Mi Grinch particular. Espero que el tipo llegue a leer este articulo y se sienta muy bien. Porque a mí, la rayada de mi coche me sienta como la Navidad. Me da absolutamente igual.

* Periodista

Opinión

Pantalla cruel

Manuel Fernández

Córdoba joyera

Magdalena Entrenas

Reconocimiento

Manuel Muñoz Rojo

150 aniversario de la Batalla de Alcolea

Julián Hurtado de Molina

Al filo de la vida

Francisco García-Calabrés Cobo

Emilia de Rodat

Antonio Gil

Clara Janés

Diario Córdoba

Lectores
CARTA ILUSTRADA

Nadie hace nada

Año tras año, y sin que nadie le dé la solución, la plaga de palomos en las Calleras, que, por las ...

CARTAS AL DIRECTOR / MAYORES DE 45

Los excluidos

He dejado pasar un tiempo, más que nada por el cabreo. El Gobierno aprobó en julio una fusión de ...

CARTAS AL DIRECTOR / AGRADECIMIENTO

Al Reina Sofía

Estoy muy agradecido de corazón a todo el equipo de profesionales de nuestro hospital Reina Sofía ...

CARTAS AL DIRECTOR / PEDRO SÁNCHEZ

Plagiando hasta los errores

Dicen que es el colmo de la estupidez entre los que copian con descaro, ya sea en la escuela, en ...