+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Cartas al director

Este periódico publica opiniones de sus lectores, réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas NO DEBEN EXCEDER DE 15 LINEAS DE 60 CARACTERES. Sus autores se identificarán ind

 

21/04/2011

pMEDIO AMBIENTE

nIncidencia de polinización

del plátano N

***Manuel Huertos Rodríguez

***Córdoba

f

En relación con lo publicado en la sección Local de ese diario el pasado día 28 de marzo sobre la incidencia de la polinización del plátano de sombra en la alergia que podrían padecer nuestros conciudadanos, me permito reiterar cuanto dije el 11 de abril de 2008 y publicado en ese diario. Sobre este asunto quiero reiterar que, según informes técnicos emitidos en su día por miembros del Departamento de Ciencias y Recursos Agrícolas y Forestales de la Etsiam de la Universidad de Córdoba y que han sido presentados ante nuestro Ayuntamiento en ocasiones en que he defendido la conservación del arbolado, es preciso aclarar que si bien el polen de esta especie ha sido citado como alergógeno por algunos autores, su alergenicidad es baja y sólo se presenta durante su corto período de floración. No obstante, también, autoridades del Instituto Inmunológico del Hospital Reina Sofía consideran que estos árboles sólo producen alergia durante 7 o 10 días al año, lo cual no es muy significativo.

Hago estos comentarios movido por el temor que este problema de las alergias sea argumento que influya en aquellas personas que tan alegremente quieren suprimir árboles en nuestras calles. Quiero recordar que las masas arbóreas con árboles de gran porte son capaces de filtrar grandes cantidades de dióxido de carbono, filtración muy necesaria en las ciudades de alta concentración de aire contaminado.

No nos extrañaría que la fusión de los granos de polen con dicha polución podría volver más agresivos estos alérgenos en aquellas personas de cierta predisposición alérgica y sean mas perjudiciales si no tuviésemos árboles capaces de filtrar muchos kilogramos de dióxido de carbono para tener una ciudad sin polución.

pPOLITICA

n¿Dónde están los diputados andaluces? N

***Francisco Ruiz López

***Santaella. ICórdoba

f

El reciente episodio de Cajasur, en el que los intereses de Andalucía se han visto sacrificados, una vez más, al interés del partido gobernante, me ha traído a la memoria otro episodio similar ocurrido en Málaga.

Creo que fue en el año 97 cuando la principal consignataria del puerto de Málaga se trasladó al de Barcelona por falta de infraestructuras en el puerto malagueño para desarrollar su trabajo. Qué casualidad, por las mismas fechas el Estado, que no la Generalidad, estaba construyendo un segundo puerto en Barcelona mientras obviaba las mejoras en el puerto andaluz que hubieran evitado la pérdida de muchos puestos de trabajo. ¿Dónde estaban los diputado andaluces, en ese y otros episodios semejantes, que no levantaron sus voces al unísono, como hubiesen hecho vascos y catalanes, para pedir las obras necesarias a fin de que el puerto de Málaga no perdiera tantos empleos? Pues callados y sin sacar los pies del plato, porque el primer objetivo de estos diputados no es defender los intereses de Andalucía, sino defender los intereses de su partido con el fin de ser designados candidatos y asegurarse el pensionazo una vez conseguida el acta de diputado; y para ello no debían incordiar a la dirección de sus partidos en Madrid, que necesitaba el voto de catalanistas y vasquistas.

La jugada les salió redonda a los catalanes. No sólo se quedaron con buena parte de los puestos de trabajo del puerto de Málaga, sino que, gracias a la liberalidad de Zapatero con Cataluña, esta región se queda con una parte mayor de las divisas que generan esos empleos que la que se quedaba en Andalucía. Pero, además, ellos se cuelgan el cartelito de laboriosos y trabajadores y a nosotros nos dejan el de vagos y perezosos. La conclusión es clara; los andaluces necesitamos un partido que anteponga los intereses de Andalucía por encima de otras consideraciones, de lo contrario, estos episodios se seguirán repitiendo ad nauseam y Andalucía no saldrá de la posición subalterna que ocupa actualmente en el Estado de las autonomías.

Opinión

Galletas

Antonio Agredano

Tres años

Joaquín Pérez Azaústre

Las que sobraban

María Olmo

A redropelo (y 3)

José Manuel Cuenca Toribio

Nuevo año

Juan Andrés Molinero Merchán

Unas elecciones clave para Europa

Nicolás Pascual de la Parte

Córdoba, los jóvenes y el geriátrico

Diego Martínez Torrón

Lectores
MÁS SOBRE EL COVID

Nos vamos a enterar

Sí, nos vamos a enterar de lo que vale un peine, como decía mi abuela, a la que tanto extraño, ...

Pobreza energética

La electricidad se dispara

Hace tiempo la OMS alertó de que, debido al agravamiento de enfermedades previas, la pobreza ...

PANDEMIA

Datos del coronavirus por países

Si analizamos el porcentaje de contagiados en países vecinos, encontramos, por cada cien mil ...

POLÍTICA

Dios nos coja confesados

Este 2021 empieza con un Abascal que simpatiza con los asaltantes del Congreso de los EEUU, un ...