+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NOVEDADES SOCIALISTAS

Pérez Tapias trabajará por una alternativa de izquierdas pero fuera del PSOE

No se plantea militar en Podemos y dice que busca "tender puentes"

 

Eduardo Madina, Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias, tras el debate que protagonizaron el 7 de julio en la campaña por la secretaría general del PSOE. - JUAN MANUEL PRATS

EFE
05/01/2018

Después de veinticinco años ejerciendo una militancia crítica en el PSOE, José Antonio Pérez Tapias abandona un partido que se le ha quedado "muy estrecho" para sus planteamientos, como por ejemplo en la crisis de Catalunya, y quiere ahora trabajar por una alternativa de izquierdas que pueda derrotar al PP. Deja las siglas del PSOE, pero no se retira de la política, asegura en una entrevista a EFE, porque pretende defender sus ideas más allá de intereses partidistas, y, por tanto, tampoco se plantea, por ejemplo, militar en Podemos. No se lo plantea, responde, porque lo que busca es un espacio "más amplio" de la izquierda, que posibilite "tender puentes" y forjar alianzas.

"Mi aportación ahora puede ser especialmente interesante si contribuyo a buscar esos acuerdos en la izquierda", afirma, convencido de que "en solitario" no hay posibilidad de ofrecer una alternativa "sólida y creíble" a la derecha. Precisamente, cree que con Pedro Sánchez, con quien compitió en las primarias de 2014, se ha dado "cierta marcha atrás" en ese acercamiento al frente más progresista, aludiendo especialmente al partido de Pablo Iglesias, algo que ve como un error para los intereses de la izquierda.

Y es esa cerrazón a explorar otras vías que Pérez Tapias atribuye a la dirección socialista lo que le ha llevado "fundamentalmente" a darse de baja. "Algunos pensamos que hay que mirar un poquito más allá de ciertos cálculos inmediatos", sostiene. También en esta "acumulación de razones" que, según él, le ha conducido a dar este paso, ha sumado la crisis de Catalunya, pues reprocha al PSOE que le haya faltado "agilidad y audacia" suficientes para poner sobre la mesa otras posibilidades.

Opciones como el referéndum pactado que el exlíder de Izquierda Socialista ha defendido desde el principio rechazando que sea una "temeridad", como así lo creen algunos dirigentes socialistas: "Temeridad es no ofrecer soluciones adecuadas".

Crítico con el 155
José Antonio Pérez Tapias, que comunicó a Sánchez su decisión, opina que el apoyo del PSOE al Gobierno para aplicar el 155 le ha colocado en una zona de "proximidad" al PP con muy poco margen para mantener "una posición diferenciada". "Es razonable defender el orden constitucional, pero había otras opciones" que tenían que haberse propuesto mucho antes "y no en el último minuto".

Así lo confirman los resultados electorales del PSC en las elecciones del 21D -añade- pese a los "esfuerzos" que ha hecho Miquel Iceta para ofrecer caminos de diálogo que desencallaran el problema soberanista.

Y en este sentido, Pérez Tapias explica su deseo de tener también las manos libres para afrontar "la crisis de Estado" y poder hacerlo sin líneas rojas con el fin de plantear un proceso constituyente que posibilite alcanzar un nuevo pacto constitucional "en términos federales" y diseñar una estrategia "que pueda convencer a muchos".

Para él, esa estrategia debe ir orientada hacia un Estado "federal plurinacional", seguro de que el conflicto de Catalunya "ha sacado a la luz" una crisis "muy seria" de la arquitectura institucional y una "plurinacionalidad no resuelta", cuya arreglo requiere "inteligencia política" e incorporar "muchas voluntades".

Ahí es donde Pérez Tapias quiere también hacer sus aportaciones y es en este terreno donde considera que hay una "distancia muy grande" entre lo que él apoya y lo que apoya oficialmente el PSOE. Por eso diría que su salida "es un acto de lealtad al partido" y no quiere que su marcha se interprete como una crítica "frontal" a Pedro Sánchez. "Ni mucho menos", recalca.

Pérez Tapias ha sido el último candidato que se midió en primarias con Sánchez en alejarse del Partido Socialista, después de que se diera de baja Alberto Sotillos, que ni siquiera llegó a reunir los avales parta competir, y de que Eduardo Madina decidiera hacerse "invisible" y renunciara a su escaño.