+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SESIÓN DE CONTROL

El Gobierno se esfuerza en negar el daño a la imagen de España por el 'caso Puigdemont'

Catalá reduce el fallo del tribunal alemán a una mera "discrepancia jurídica" entre magistrados

 

Rafael Catalá y Soraya Sáenz de Santamaría, en la Moncloa. - / CESAR P SENDRA (EFE)

EL PERIÓDICO
11/04/2018

El Gobierno ha intentado minimizar este miércoles en el Congreso el daño a la imagen de España que ha supuesto la resolución sobre Carles Puigdemont del tribunal alemán, que hace seis días rechazó la tesis del Tribunal Supremo de que ha existido violencia durante el proceso independentista, negando así la acusación de rebelión, y puso en libertad condicional al ‘expresident’ de la Generalitat. El ministro de Justicia evitó cualquier crítica a los magistrados del país centroeuropeo, minimizó su impacto y circunscribió la cuestión a una mera “discrepancia jurídica”.

“La imagen de España no se encuentra empañada, en absoluto. Somos un Estado de Derecho que respeta la división de poderes. Las discrepancias jurídicas son eso, discrepancias jurídicas, que deben resolver los jueces y no tienen nada que ver con la valoración de la democracia española, que es muy alta”, ha dicho durante la sesión de control el ministro de Justicia, Rafael Catalá, a preguntas de Lucía Martín, diputada de Podemos.

La dirigente del partido morado ha acusado al Ejecutivo de “aislar” a España y convertirla en una “anomalía en Europa”. Poco después el portavoz del PDECat en el Congreso, Carles Campuzano, ha hecho una intervención en una línea similar. “Usted no puede minimizar la sentencia del tribunal alemán. Es un varapalo tremendo a la estrategia judicial. Europa está diciendo que no hay violencia, que no hay rebelión y que no tiene sentido ordenar prisiones provisionales. Tengan el coraje político de rectificar. Hagan aquello que está en sus manos para liberar a los presos”, ha señalado Campuzano.  

"Amenazas y escraches"
“Tiene usted una confusión importante de primero de democracia. Los jueces cumplen con su función con absoluta independencia”, ha insistido el ministro, que a partir de ahí ha elevado el tono. “Usted puede decir tranquilamente que hay presos políticos en España y lo que hay son políticos presos. Pero hay otros que no pueden decir lo que piensan en Catalunya porque les amenazan, les escrachan y pintan sus viviendas”, ha añadido Catalá, provocando las protestas de los diputados del PDECat y ERC.

El titular de Justicia ha evitado en todo momento criticar a Alemania, pese al malestar en el PP, que sí salió a la luz el pasado sábado, durante la convención celebrada por el partido en Sevilla. "La UE se fundamenta en la confianza mutua entre estados. Estamos unidos porque confiamos los unos en los otros. Si hay un Estado de la UE en el que intentar dar un golpe de Estado no es un delito, el problema no es de España, el problema es de ese Estado que ha dejado que intentar romperlo pueda no ser un delito", dijo Esteban González Pons, eurodiputado del PP, ante la atenta mirada de Mariano Rajoy.    

Temas relacionados