+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL TABLERO POLÍTICO

Coronavirus: Arrimadas vira para convertir a Cs en partido leal al Gobierno

La líder de Ciudadanos aparca los reproches al Ejecutivo y marca distancias con PP y Vox | El sector crítico se felicita por el cambio en un momento de emergencia como el actual

 

La líder de Cs, Inés Arrimadas, durante la presentación de su campaña. - CHEMA MOYA (EFE)

Julia Regué
07/04/2020

Inés Arrimadas tomó oficialmente las riendas de Ciudadanos el 14 de marzo, el mismo día en que el Gobierno decretó el estado de alarma por el coronavirus. Lo hizo por vía telemática, cumpliendo con las restricciones sanitarias establecidas: "Estoy inmensamente honrada y feliz de ser vuestra presidenta y siento el peso de la responsabilidad porque este cargo significa mucho para mí y este partido va a asumir retos muy importantes en un momento muy delicado para toda España", espetó en un vídeo grabado en su domicilio.

El lema de campaña que usó para derrotar al sector crítico, 'Unidos y adelante', sigue colándose en sus discursos, ahora como receta contra la pandemia. Arrimadas pasó en pocas semanas de alentar un 'tamayazo' para evitar que Pedro Sánchez fuera investido presidente del Gobierno a mostrar a Cs como un partido aliado abierto a pactar unos presupuestos de emergencia nacional.

"No es que el cambio sea tal en la posición de Cs, sino que lo que ha cambiado son las circunstancias", apunta el vicepresidente adjunto del partido, José María Espejo-Saavedra en declaraciones a El Periódico de Catalunya. "Tenemos la mayor crisis que ha atravesado España en muchas décadas. Hay que colaborar, ya habrá tiempo para hacer una oposición más crítica", añade el también diputado en el Congreso.

La estrategia de Cs combina la "lealtad" al Gobierno con la presentación de baterías de propuestas para lograr una coordinación estable, de ahí que Arrimadas insista en la necesidad de reunir a los líderes de los distintos partidos para "consensuar" las iniciativas antes de que sean aprobadas por el Consejo de Ministros. Pero lamenta que Sánchez "no llame".

El 4 de marzo, durante su cara a cara con su contrincante a las primarias, llamó a ejercer "una oposición firme contra un Gobierno que no deja dormir tranquilos a millones de españoles", pero la pandemia ha forzado un giro de discurso: "Quiero dejar muy clara nuestra postura: apoyaremos las medidas del Gobierno, seguiremos tendiendo la mano y haciendo propuestas para que esas medidas se mejoren", apuntó Arrimadas en un vídeo con la comparecencia que hubiera pronunciado desde el atril en el Congreso el pasado 25 de marzo: "Tenemos que unirnos para salvar vidas y unirnos para salvar empleos", remató.

"Sentido de Estado"

El volantazo de Ciudadanos lo distancia de la conjunción que formaba con PP y Vox; ahora se vanagloria de ser un partido "con sentido de Estado". Fuentes de Cs son conscientes de que la crisis puede llegar a complicar las alianzas electorales, la que ya se había forjado en el País Vasco y la que pretendían construir en Cataluña.

Los populares han elevado progresivamente el tono contra el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y le acusa de no estar a la altura, mientras que Vox exige la dimisión de todo el Ejecutivo y la creación de un "gobierno de emergencia nacional". "Igual que no vamos a polemizar con el Gobierno, tampoco lo haremos con otros partidos. Todos deberíamos estar arrimando el hombro para salir de esta", advierte Espejo-Saavedra, y considera que cuando termine la crisis se analizará exhaustivamente el comportamiento de cada partido en una situación dramática "en la que no caben partidismos".

El dirigente naranja subraya que los acuerdos autonómicos con el PP son "excepcionales" y acorde a "circunstancias concretas", por lo que respeta la disparidad de formas de encarar la emergencia actual.

Apoyo del sector crítico

La respuesta de Arrimadas a la crisis del coronavirus también ha servido para apaciguar la tensión interna desatada tras la debacle electoral del 10-N. El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, quien compitió con Arrimadas por la presidencia del partido, ha mostrado varios gestos de apoyo en las redes sociales estos días: "Me alegro de haber perdido. Gracias Inés Arrimadas por demostrar tu sentido de Estado", escribió.

Fuentes del sector crítico indican que es "muy positivo" que Cs "haya encontrado un equilibrio entre la lealtad, la actitud propositiva y la necesaria actitud crítica, sin caer en la deslealtad".

"Si antes estábamos de acuerdo con Arrimadas un 77% de las bases, en esta cuestión lo estamos prácticamente el 100% de la militancia. Dentro de esta desgracia, esto ha servido para poner de manifiesto cómo considera Arrimadas que debe actuar Cs", se congratula Espejo-Saavedra.

Temas relacionados
 

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

    Buscar tiempo en otra localidad