+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS SANITARIA

Coronavirus en Córdoba: La suspensión de fiestas primaverales tiene un impacto de más de 370 millones

Solo la Semana Santa genera 330 millones de beneficio en la provincia. Cerca de 40 millones reporta la Cata más todo el mayo cordobés

 

Colas para visitar los patios del barrio de San Basilio durante el mes de mayo. - A.J. GONZÁLEZ

Isabel Leña Isabel Leña
26/03/2020

La suspensión de fiestas primaverales por la epidemia del coronavirus tiene un impacto de más de 370 millones de euros. De esa cantidad, solo la Semana Santa genera un beneficio de 330 millones en toda la provincia, mientras que 40 millones reportan la Cata de Vino y las fiestas que se celebran dentro del mayo cordobés.

[Sigue aquí en directo las últimas noticias sobre el coronavirus en Córdoba]

Aunque no hay un informe que aglutine todo, se puede hacer una estimación con los datos que aportan distintos estudios, actualizándolos. El trabajo más reciente, de final del 2019, es el diagnóstico promovido por el Instituto Provincial de Desarrollo Económico (Iprodeco) y realizado por Analistas Económicos de Andalucía bajo la coordinación técnica de la Agrupación de Cofradías, que concluye que el beneficio socioeconómico que genera la Semana Santa asciende a 330,5 millones. Hay que tener en cuenta que hay numerosos municipios en los que es una importante fuente de ingresos.

31 millones el impacto económico del mayo festivo solo en la capital


La consultoría Adeitur tiene un estudio del 2017 que cifra en más de 31 millones el impacto económico del mayo festivo solo en la capital. La empresa asegura que la cantidad es extrapolable a estos momentos. Si se le suma el impacto de la Cata de Vino y el que pueden tener otras fiestas de abril y mayo en la provincia, la cifra supera los 40 millones.


F&J Martín Abogados estimaba en un informe del 2017 en 2,2 millones el efecto positivo de la Cata del Vino en la economía cordobesa. Además, durante varios años ha evaluado la Fiesta de los Patios, el último, en el 2013, un año después de su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Entonces, solo los Patios generaron más de 6 millones, el doble que un año antes, y el impacto de las fiestas de mayo fue de casi 20. Si se actualizan esas cifras con el aumento de visitas que se produce año tras año, la cantidad aumenta considerablemente y podría alcanzar los 20 millones en los Patios y los 40 en todo mayo.


Adeitur calcula que la disminución de ingresos en materia turística por esta crisis será de más de 72 millones en la provincia (entre los 20 perdidos por los alojamientos, los 30 por la restauración, los de 11 de las compras y los más de 10 de otros conceptos). Antonio Ramos, socio de Adeitur y presidente Emcotur, afirma que «va a ser un antes y un después» porque se prevé que se alargue más y un «efecto rebote importante». No obstante, aunque augura un año muy negativo, espera una recuperación rápida.
Javier Martín, de F&J Abogados y presidente del Consejo Regulador de Montilla-Moriles, asegura que «la suspensión de la Semana Santa, la Cata del Vino, las Cruces y los Patios tendrá un efecto muy pernicioso ». Por ello, señala, «se está haciendo un esfuerzo importante entre las administraciones y los distintos sectores implicados» para celebrar algunos fuera de sus fechas. «Córdoba no puede dejarlos pasar para el año próximo», afirma, «siempre que la actual situación sea coyuntural».

Los Patios, una fiesta que se va a aplazar


Entre las fiestas que se van a aplazar están los Patios. El presidente de Claveles y Gitanillas, Rafael Barón, piensa que «para la ciudad es una ruina». Además, «todos los gastos están hechos ya», ya que desde octubre trabajan en el cuidado de las plantas pensando en mayo. No obstante, espera que en octubre se pueda celebrar la fiesta de los Patios, que lucirán igual de bellos pero con otras flores propias del mes otoñal. La Feria podría correr la misma suerte, pero, en septiembre.

El presidente de la asociación de Casetas Tradicionales, Rafael Bocero, considera que cambiar la fecha no es tan fácil por la coordinación que debe haber con empresas suministradores. Al haberse suspendido ya, la única repercusión negativa que han tenido es el pago de las fianzas a los grupos musicales, que se mantendrá para septiembre. «Lo que más afecta es en el dinero que se ponía en circulación para las empresas que en abril y mayo hacían su agosto». Solo el montaje de las 17 casetas asociadas moviliza un millón de euros.

Temas relacionados
 

Apúntate a nuestra Newsletter

Desescalada en Córdoba