+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MEJORA DE LA ACCESIBILIDAD para viajeros y turistas

Un nuevo viario permitirá acceder al casco antiguo de Montoro desde el párking

Tendrá un presupuesto de 380.000 euros y se accederá por la calle Agua. El Ayuntamiento lo incluye dentro de las actuaciones de Planes Provinciales

 

Vista del aparcamiento de la calle Jardín, de Montoro. - J.L. MAGDALENO

Rafael Castro Rafael Castro
11/02/2020

El Ayuntamiento de Montoro ha solicitado a la Diputación Provincial, a través de los Planes Provinciales, la construcción de un viario de conexión de los aparcamientos de la calle Jardín con la calle agua, para mejorar la accesibilidad al casco histórico. Cuando el pasado año se celebró medio siglo del reconocimiento de Montoro como Conjunto Histórico-Artístico, este era uno de los proyectos que el actual equipo de gobierno tenía en cartera para seguir reflotando el casco antiguo y así llenarlo de vitalidad y que no se despoble.

inversión // El proyecto ha sido redactado por el Servicio de Arquitectura y Urbanismo del Alto Guadalquivir. La actuación se encuadra dentro de la modificación puntual del Plan Especial del Casco Histórico, del año 2013, y tiene un presupuesto de 380.034 euros. Mediante esta actuación, según ha declarado a este periódico la alcaldesa de Montoro, Ana María Romero (PSOE), pretendemos mejorar la accesibilidad de los usuarios de este aparcamiento, que consta de 46 plazas».

Este aparcamiento se inauguró en el año 2015 y desde entonces han sido numerosos los usuarios que lo han usado de forma gratuita, pero este espacio tenía la dificultad de que los que aparcaban ahí y querían acceder a la plaza de España debían de dar una vuelta a pie muy grande por el Camino Nuevo y calle Corredera. Con esta actuación, el acceso será mucho más fácil.

El párking de la calle Jardín de Montoro se ejecutó a través de los fondos Feder y consolidó una zona de la ladera hacia el río Guadalquivir, que presentaba problemas de desprendimientos, y su objetivo era mejorar el comercio del casco histórico de la localidad. Las obras superaron los 700.000 euros entre materiales, mano de obra, adquisición de inmuebles por parte del Ayuntamiento y catas arqueológicas.

La iniciativa ha sido muy bien acogida por los comerciantes y hosteleros del casco histórico, «ya que de esta manera se facilitará el acceso de los viajeros y turistas que se acercan a nuestro pueblo para disfrutar de nuestros museos y que suelen hacer un alto en el camino para disfrutar de nuestra gastronomía», comentaba ayer José Luis Magdaleno.

Por su parte, un comerciante de La Corredera detalló que «es fundamental que haya un espacio amplio para que puedan dejar sus vehículos y, si además se les facilita el acceso a los peatones a este punto de la ciudad, mucho mejor para reflotar una de las zonas que más necesitan del apoyo de todos».

Temas relacionados