+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HALLAZGO ARQUEOLÓGICO

La asociación cultural Turdulia descubre un importante yacimiento megalítico en Belalcázar

Localizados al menos 10 dólmenes y varios monumentos prehistóricos más

 

Imagen de los restos hallados. - ASOCIACIÓN CULTURAL TURDULIA

Rafael Valenzuela Rafael Valenzuela
17/05/2019

La asociación cultural Turdulia de Belalcázar ha difundido desde su página de Facebook un importante hallazgo arqueológico logrado por sus miembros. Según informa la propia organización, se trata de un "extenso e importante conjunto megalítico compuesto por al menos 10 dómenes, 2 cromlechs, 2 túmulos y 1 menhir y gran cantidad de restos de mampostería cuya posible datación puede situarse entre el Neolítico y el Calcolítico, datados entre los años 3.500 y 2200 antes de Cristo"

Según señala Turdulia, "con la presente publicación, pretendemos poner en conocimiento de la comunidad científica y del público en general el descubrimiento realizado, del que no existía referencia bibliográfica alguna hasta la fecha. Consideramos que se trata de un hallazgo de especial interés arqueológico por la gran extensión de terreno que ocupa y por el importante número de estructuras megalíticas de origen prehistórico que reúne, algunas de ellas en excelente estado de conservación".

Respecto a la ubicación y las características del yacimiento, explica Turdulia que "se encuentra localizado a lo largo y ancho de un pequeño monte, en cuyo cénit se yergue majestuoso e imponente un menhir de más de dos metros que descansa junto a lo que parece otro similar en posición supina. De ellos salen a izquierda y derecha diferentes ortostatos de menor tamaño dispuestos en dos líneas paralelas que parecen responder a un esquema circular, y que conforman un gran crómlech. Esta formación, sin duda, preside y domina el recinto, en lo que parece ser su lugar más solemne. A continuación, unos metros más allá, pero manteniéndonos aún en la parte más elevada de la loma, encontramos en línea recta dos grandes dólmenes formados por ortostatos graníticos de diferentes tamaños, pero en cuya cabecera se encuentra uno de mucho mayor tamaño que destaca sobre los demás y que, a modo de menhir, delimita la cabecera de la cámara".

Un poco más alejados se pueden ver también varios dólmenes y una "especie de necrópolis jerarquizada" y varios conjuntos más con otro gran crómlech de unos 23 metros de diámetro y 75 de circunferencia y una piedra de moler. 

Imagen del yacimiento. ASOCIACIÓN CULTURAL TURDULIA

Insiste la asociación descubridora en que "se trata de una zona arqueológica aún sin catalogar y totalmente inexplorada, que ofrece un campo de trabajo extenso y bien conservado. Si lo hallado en superficie –y contemplable a simple vista– ya resulta de gran valor, aquello que se oculte bajo el sustrato puede atesorar un valor arqueológico incalculable. Por ello, desde nuestra asociación, alentamos a las diferentes administraciones e investigadores a actuar y obtener los permisos necesarios para realizar las prospecciones y estudios que consideren pertinentes en la zona, y que permitan descubrir el auténtico alcance del conjunto y lo sitúen entre los más relevantes de la provincia, como así entendemos que debe ser considerado". 

Desde la Asociación Cultural de Historia y Arqueología Turdulia Belalcazarensis señalan que "seguiremos trabajando por conseguirlo y por poner en valor el gran patrimonio histórico y artístico de que disponemos" en Belalcázar.

Temas relacionados