+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Menos tráfico y algún ‘tapón’

La restricción del paso de los vehículos que acceden a los colegios del centro comienza sin incidencias, aunque con cierta confusión, sobre todo, en el entorno de La Inmaculada y Santa Victoria

 

A la izquierda, una joven, con la tarjeta. Arriba y abajo, agentes de la Policía Local regulando el tráfico entre Jesús y María y Juan Valera. - SÁNCHEZ MORENO

A la izquierda, una joven, con la tarjeta. Arriba y abajo, agentes de la Policía Local regulando el tráfico entre Jesús y María y Juan Valera. - SÁNCHEZ MORENO

Isabel Leña Isabel Leña
17/10/2017

Menos tráfico, algún que otro tapón y un poco de confusión fue el resultado de la jornada del estreno de la nueva restricción de la circulación en el centro. Desde ayer, las familias que se dirijan a uno de los siete colegios del centro solo pueden hacerlo de 7.30 a 9.15 y de 14.00 a 15.30 horas, y con autorización.

La jornada se desarrolló sin incidencias, aunque a las 9.00, en la confluencia de Jesús y María con Juan Valera, se produjo una mayor concentración de vehículos. Allí, varios agentes de la Policía Local controlaban el acceso a esa zona, que tenía el paso cerrado por una valla. Algunos padres trasladaron sus quejas a los agentes, ya que pensaban que podían llegar hasta la puerta del centro. «Esto es un descontrol», lamentaba David Soler, que aseguraba que tenía una circular que indica que se permite el paso hasta el colegio. Ángela Rueda también se quejaba y afirmaba que por La Trinidad había aumentado el tráfico. A otras madres, como Inmaculada Ortiz y Victoria León, que sí pudieron llegar, aunque más temprano, hasta la puerta de los colegios con sus coches, les parece bien la medida, aunque la primera se quejaba de las dificultades que hay para entrar al centro y la segunda reclamaba una franja horaria mayor.

El delegado de Movilidad, Andrés Pino, asegura que el día fue «bien», aunque admite que «en algún punto había más coches que antes, sobre todo en el entorno de Jesús y María». Pino afirma que «se intentará ver las causas y solucionarlo». Aunque hay que esperar a conocer los aforos de tráfico, cree que la densidad ha sido menor e influye el cambio de horarios de carga y descarga.

Con la autorización se puede llegar hasta la puerta de todos los centros, aunque hay excepciones. Los padres que se dirigen a La Milagrosa deben entrar por Alfaros y dejar el coche en Claudio Marcelo; mientras que los que van hacia Santa Victoria y La Inmaculada tienen dos rutas, una para los alumnos de Infantil, que pueden acceder por Jesús y María y llegar hasta la puerta del colegio, y otra para los de Primaria, que deben circular por Alfaros y dejar el coche en Claudio Marcelo. En cuanto al Conservatorio de Danza, se ha adoptado una solución provisional hasta diciembre.

Temas relacionados