+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Guadalquivir

Virólogo

«Ahora se enfrenta al coronavirus...»

 

Manuel Muñoz Rojo Manuel Muñoz Rojo
03/12/2020

Su nombre se ha hecho viral: Juan García Arriaza, un brillante virólogo español, hijo de los palmeños Juan García Montero y Josefa Arriaza Ruiz. Nació en 1974, circunstancialmente en Cataluña, pues su padre, guardia civil, fue destinado a Barcelona. Pero su infancia la pasó a golpes de emociones en Palma del Río, con sus abuelos en un pisito de la calle Sol, estudiando parte de la EGB en el colegio San Sebastián y correteando por la huerta del pago de Las Delicias. Un paisaje de amor materno, de abuelos, tíos, primos y amigos del que nunca se ha desprendido.
García Arriaza se licenció en Ciencias Biológicas en la Universidad Complutense de Madrid y se doctoró en Biología Molecular en junio de 2003 en la Universidad Autónoma de Madrid, con sobresaliente-Cum Laude por unanimidad. Estaba clara su vocación de investigador vinculado a la virología, encaminando su carrera a superar los principales virus y enfermedades infecciosas. Ahora se enfrenta al coronavirus buscando con ahínco una vacuna para remediar tan contagiosa y mortal enfermedad. Un científico lejos de esa imagen introspectiva del hombre de ciencia. Conciudadano alegre como pregonero de carnaval, alpinista solidario en las cumbres del mundo, familiar y comunicador.
Por fortuna, hombres y mujeres como García Arriaza, proliferan más en las últimas décadas. El biólogo Francisco Barro inmerso en la transformación genética y genómica funcional, Juan Carlos Castillo en los avances en cardiología o la doctora en bioquímica, Olga de la Rosa y sus investigaciones sobre células madres; la doctora en bioquímica y biología molecular Zaira Isabel González o el doctor José Ramón Cano García y sus avances en cirugía torácica. Una generación formada en nuestros colegios e institutos, en nuestras universidades y centros públicos de investigación. Invertir en educación e investigación es defender el estado de bienestar social y mantener un sistema público, gratuito y universal de salud. Nos sentimos orgullosos de estos paisanos.


* Historiador y periodista


Opinión

Galletas

Antonio Agredano

Tres años

Joaquín Pérez Azaústre

Las que sobraban

María Olmo

A redropelo (y 3)

José Manuel Cuenca Toribio

Nuevo año

Juan Andrés Molinero Merchán

Unas elecciones clave para Europa

Nicolás Pascual de la Parte

Córdoba, los jóvenes y el geriátrico

Diego Martínez Torrón

Lectores
MÁS SOBRE EL COVID

Nos vamos a enterar

Sí, nos vamos a enterar de lo que vale un peine, como decía mi abuela, a la que tanto extraño, ...

Pobreza energética

La electricidad se dispara

Hace tiempo la OMS alertó de que, debido al agravamiento de enfermedades previas, la pobreza ...

PANDEMIA

Datos del coronavirus por países

Si analizamos el porcentaje de contagiados en países vecinos, encontramos, por cada cien mil ...

POLÍTICA

Dios nos coja confesados

Este 2021 empieza con un Abascal que simpatiza con los asaltantes del Congreso de los EEUU, un ...