Kiosco

Diario Córdoba

MAYO FESTIVO

Premios de hoy en los juegos de ayer

Los puestos de recreativos continúan siendo una tradición en las postales del recinto ferial en mayo a pesar de las adversidades

En el puesto de Santiago, los dardos son los protagonistas de la diversión. A.J. GONZÁLEZ

Los juegos de la Feria de Córdoba son un clásico entre los clásicos, y la costumbre de acudir a la fiesta y probar suerte en uno de los tantos puestos de recreativos, situados en la calle del Infierno, es toda una tradición. Si encima resulta afortunado quien prueba, el premio que se elija puede suponer la guinda de la noche. 

El tiempo no pasa para unos juegos que, tras décadas, siguen estando vigentes, desde los dardos hasta el tiro con plomillos, pasando por alguno más moderno como el penalti, en el que se debe meter un gol a un portero giratorio. Los más pequeños hacen lo propio en los patos, pescando alguno de los juguetes. Todos ellos con el objetivo común de conseguir algunas de las atractivas recompensas. En este caso, sí que el paso de los años ha ido cambiando el fondo de armario. Donde antes había casi solo peluches, como cuentan desde los propios puestos, ahora hay más aparatos tecnológicos. Los premios más deseados van desde los cascos de música hasta vapeadores o satisfyers. También son bastante requeridos, precisan los feriantes, aparatos para el hogar como las máquinas de afeitar entre el público adulto.

En Tiro Manolín, la puntería en los disparos es la clave para obtener los premios. A.J. GONZÁLEZ

Estos juegos tienen como principales clientes a los jóvenes, aunque también los hay más crecidos que prueban suerte. En otros casos, se juntan padres e hijos para intentar hacerse con algún premio.

Sin embargo, este año los feriantes han notado una menor afluencia de personas a sus puestos. Algo que achacan, principalmente, al calor que se ha vivido en la última semana. Los horarios, según explican, han cambiado también. Mientras que antes abrían desde el mediodía, en torno a las 12.00 horas, ahora lo hacen sobre las 16.00 horas, porque durante la mañana no hay, dicen, quien se acerque allí. «Yo creo que es por el calor, en otras ferias sí que se han notado más las ganas, pero aquí como que no hay tanta gente por la calle», explicaba ayer Gema, quien está al frente, junto con sus padres, de uno de los puestos de este tipo de juegos.

Los feriantes han notado una menor afluencia a sus puestos, lo que achacan al calor

decoration

Tras dos años de pandemia de coronavirus, desde los puestos de recreativos tienen, como aseguran, que hacer frente a unos costes más elevados, tanto por suministros como por los premios. En algunos casos, explica Santiago, otro de los feriantes, algunos de los objetos cuestan incluso un 35% más. Guillermo, de Tiro Manolín, cifra en unos dos euros de media el incremento de cada uno de los aparatos, peluches u otras recompensas. Esta situación, tras dos años sin apenas celebraciones en las que poder establecer el negocio, supone una traba para quienes regentan este tipo de puestos. En opinión de Santiago, todo va «mal, muy mal». Precisamente por ese aumento de costes. La rebaja -del 20%- que aplica el Ayuntamiento de Córdoba, dice, se va con ese incremento de los gastos que debe realizar para poder abrir su puesto en la feria. En su opinión, además, otras administraciones municipales no echan la mano que ahora mismo necesitan

La normalidad y la vuelta de las fiestas ha permitido a estos empresarios regresar a sus negocios en las ferias. Durante los dos últimos años, algunos han buscado sustento con otros trabajos. Otros, como Guillermo, han intentado ganar algo con algún puesto fijo. Este 2022, muchos de ellos han llegado a la capital de Córdoba tras pasar por Sevilla o Jerez. Y, al acabar el mes de mayo, partirán de nuevo a otras regiones en busca de un lugar donde establecer su puesto de trabajo, que se basa en perpetuar una tradición como es la de los juegos recreativos en los recintos feriales. Porque, a pesar de las circunstancias adversas, siguen formando parte de la postal de las ferias.

Compartir el artículo

stats