Un total de 566 afganos han llegado a España, de los que la mitad han pedido protección internacional, según datos aportados por el ministro de Seguridad Social Inclusion y Migraciones, Jose Luis Escrivá.

"Incluyendo el vuelo que llegó anoche han llegado 566 refugiados afganos, de esos, un poco más de la mitad han solicitado asilo a España y hay 91 de ellos que ya no están en Torrejón, sino en centros de acogida finales dentro de programas de protección internacional", ha explicado Escrivá en una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press.

El titular de Migraciones ha insistido en que la situación en Afganistán es "dramática, muy convulsa y cambiante en el tiempo", aunque ha asegurado que se está intensificando la llegada de aviones. "Anoche llegó un avión español con 177 cooperantes, de ellos 111 que han colaborado con España, y tenemos previsto otro avión hoy", ha indicado. "Poco a poco van saliendo las personas que queremos ayudar y proteger", ha añadido Escrivá.

El ministro ha resaltado la vulnerabilidad de las personas que quieren salir de Afganistán entre ellas mujeres gestantes, de las cuales una ya ha llegado a España una embarazada de ocho meses y hay otras dos cuya situación es preocupante y para las que se ha enviado médicos especializados. "Hay personas muy vulnerables, han llegado 200 niños hasta ahora", ha explicado.

No ha concretado, no obstante, el número de personas que están intentando salir de Afganistán. "Es un número muy difícil de precisar. Lo importante es que España ha tenido una actitud muy generosa en términos de definición de familias y de lo que se trata es de llegar al máximo número de personas".

Sobre el funcionamiento de la base de Torrejón de Ardoz, el ministro ha explicado que el objetivo es que las personas no pasen más de 72 horas allí desde su llegada y hasta ahora no está transcurriendo más de 48 horas.

"La de Torrejón es una instalación provisional de tránsito que queremos que sea lo más acogedora posible, hay zonas para juegos de niños, para entrevistas con nuestros funcionarios con psicólogos para que el itinerario que vayamos marcando sea lo más adecuado posible y llegue a los lugares adecuados".

Según Escrivá, los refugiados llegan inicialmente a un hangar donde se les realiza un test de antígenos y se hace la primera declaración de que quieren pedir asilo en España. "Llegan muy derrotados y conviene hacerlo lo más acogedor posible", ha expresado.

El titular de la cartera de Inclusión ha aludido el compromiso de todos los países involucrados en garantizar que "todas las personas que hayan sido identificadas como colaboradores y quieran salir salgan".

Finalmente, Escrivá ha defendido, ante las críticas, la labor del Gobierno español en la gestión de esta crisis en la que la "prioridad" son los refugiados afganos. "El presidente del Gobierno ha estado en contacto con todos nosotros siguiendo el proceso de coordinación y se han seguido protocolos de funcionamiento impecables. Ha habido un nivel de colaboración suficiente", ha concluido.

Otras 260 llegan este lunes

Dos aviones A400 del Ejército del Aire llegarán esta tarde a España con 260 personas a bordo procedentes de Afganistán, ha informado la ministra de Defensa, Margarita Robles, en una rueda de prensa tras visitar el Cuartel General de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Margarita Robles, sobre Afganistán: "Mientras se pueda traeremos al mayor número de personas" Agencia ATLAS | Foto: EFE

La ministra ha indicado que los dos aparatos despegaron esta madrugada del aeropuerto de Kabul y aterrizaron en Dubái (Emiratos Árabes Unidos), desde donde emprendieron el vuelo que les llevará hasta la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).

En cuanto al tiempo que se mantendrá el operativo, la titular de Defensa ha indicado: "No depende de nosotros porque el aeropuerto de Kabul en este momento lo controla el Ejército norteamericano y nosotros tenemos que estar a aquellas directrices que marque el Ejército norteamericano, que tampoco sabemos hasta cuándo va a estar en el aeropuerto de Kabul".

En todo caso, ha afirmado que el operativo español seguirá trabajando mientras pueda "para poder traer al mayor número de personas; haremos lo que podamos durante el tiempo que podamos".

Margarita Robles ha explicado que la situación en el aeropuerto de Kabul es "tan caótica" y cambia de forma "tan rápida que a lo mejor lo que vale para ahora no vale para la hora siguiente, porque en función de la avalancha de gente que se dirija a una u otra puerta hay que cambiar".

Ha explicado que el dispositivo español ha llegado a "esperar allí a personas que estaban a 500 metros y como consecuencia de golpes que han recibido de los talibanes se han tenido que retirar y no han podido pasar al aeropuerto".

Preguntada por el papel de la oposición en esta situación, la ministra ha dicho que "en este momento debemos estar todos a lo que estamos, que es a realizar una operación tan importante como la evacuación de la gente de Kabul".

"Es muy emotivo ver a los niños que vienen, a las mujeres que sabemos lo que les espera si continúan allí bajo el régimen talibán, eso es lo único que nos debe importar, que la gente pueda salir de Kabul y recibirles como está haciendo España, que es un ejemplo de generosidad, de acogida, que es la mejor imagen de lo que es España", ha añadido.

La ministra no ha querido, por "prudencia y discreción", aportar ningún dato sobre el equipo de operaciones del Ejército enviado a Kabul. 

"Riesgo real" de atentado

Robles ha avisado además de que existe un "riesgo real" de que pueda producirse un atentado en el aeropuerto de Kabul, desde el que se están llevando a cabo las evacuaciones, al tiempo que ha reconocido que tras 20 años de presencia la retirada de Afganistán ha sido un "fracaso sin paliativos".

En una entrevista en LaSexta recogida por Europa Press, ha subrayado que hay un "riesgo real, con el que las tropas americanas y las nuestras cuentan", de que se produzca un atentado terrorista en las circunstancias actuales, después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, haya advertido de que Estado Islámico podría querer atentar ahora que los talibán controlan en país, dada la enemistad entre ambos.

Asimismo, se ha mostrado crítica con la manera en que se ha llevado a cabo la evacuación, que ha facilitado que los talibán se hicieran con el control del país el pasado 15 de agosto. Según Robles, "resulta evidente" que "ha habido un fracaso y ha sido clarísimo" por lo que la UE, y también la OTAN, deberían hacer "una reflexión, examinar qué ha pasado y sacar consecuencias".

A su juicio, "se ha fallado en muchas cosas" después de haber estado 20 años en el país, entre las que ha citado el anuncio "de manera imprevista y acelerada" la retirada de las tropas por parte del presidente, Donald Trump, tras el acuerdo con los talibán y el que las conversaciones de paz entre los insurgentes y el Gobierno afgano en Doha "no fueron como debería haber sido".

Fracaso sin paliativos

"La retirada tan rápida que se produjo todos sabemos que ha sido un fracaso, en mi opinión, un fracaso sin paliativos", ha aseverado, sin querer responsabilizar directamente a Estados Unidos de ello, aunque ha recordado que ha sido este país quien ha tenido "siempre el liderazgo" durante el despliegue de la OTAN y dentro del mismo, el de España.

En todo caso, ha reconocido, "nadie se podía imaginar" que en una semana los talibán se harían con el control de Kabul. Eso significa, ha valorado, que "se han hecho las cosas francamente mal".

"Políticamente Occidente tiene que hacer una reflexión: 20 años en Afganistán para luego acabar así", ha lamentado Robles, que ha recordado a los 102 militares españoles que han perdido la vida en esta operación "defendiendo la libertad y la paz" y ha asegurado que "el mejor homenaje" que se les puede hacer es hacer todo lo posible para sacar al mayor número de personas de Afganistán.

En total, 37.000 evacuados

Los trabajos internacionales para evacuar a extranjeros y colaboradores locales desde el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul han permitido sacar a unas 37.000 personas desde el fin de semana en que los talibán se hicieron con el control de la capital afgana tras una fulgurante campaña militar.

Fuentes de la Casa Blanca estiman que, desde finales de julio, han sido evacuadas "aproximadamente 42.000 personas", de las cuales unas 37.000 habrían podido abandonar Afganistán desde el 14 de agosto gracias al blindaje de un aeródromo cuya seguridad recae en gran medida en las fuerzas de Estados Unidos.

Solo las autoridades norteamericanas han gestionado en los últimos dos días 28 vuelos que han permitido sacar de Kabul a 10.400 personas. Las fuerzas de la coalición internacional, por su parte, han operado otros 61 aviones con unas 5.900 personas a bordo, según estas fuentes.

El ministro de Defensa británico, Ben Wallace, ha reconocido este lunes que, una vez que las tropas de Estados Unidos abandonen Afganistán, será imposible seguir efectuando evacuaciones, razón por la cual el primer ministro, Boris Johnson, tiene previsto solicitar al presidente estadounidense, Joe Biden, que prorrogue el límite fijado para el día 31.

Uno de los portavoces de los talibán, Suhail Shahin, ya ha advertido este lunes en Sky News de que habrá "consecuencias" si Estados Unidos y el resto de países extranjeros no completan la retirada y las evacuaciones de Afganistán para el 31 de agosto, la fecha límite establecida por el propio Biden.