La Comunidad de Madrid aplicará el cierre perimetral de la región en el puente de San José y Semana Santa, pero presentará un recurso ante la justicia al entender que "jurídicamente" el Ministerio de Sanidad no puede "imponer" el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Todas las comunidades autónomas menos Madrid acordaron el pasado miércoles el cierre perimetral en esos días, una medida adoptada para intentar evitar una cuarta ola y de la que quedan exentas por su condición de archipiélagos las Islas Canarias y Baleares.

La Comunidad de Madrid aseguró que mantendría la apertura de la región durante estas fechas, basándose en que la presidente Isabel Díaz Ayuso era quien tenía la competencia.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha detallado en una rueda de prensa que la Comunidad publicará este sábado en el Boletín Oficial de la región (BOCM) un nuevo decreto estableciendo el cierre de Madrid entre el 17 y 21 de marzo (San José) y entre el 26 de marzo y 9 de abril (Semana Santa).

De esta forma, Madrid acatará la orden del Ministerio de Sanidad, aunque el Ejecutivo madrileño "una vez consultados los servicios jurídicos" presentará un recurso ante la justicia al no estar "de acuerdo con la efectividad técnica de la medida".

El Gobierno regional entiende que "jurídicamente" Sanidad no puede "imponer" un acuerdo del Consejo Interterritorial que "no ha sido adoptado por consenso y que no es jurídicamente vinculante", según ha dicho Zapatero.

La "intervención" del Consejo Interterritorial de Salud se encuentra "circunscrita" a lo establecido en el real decreto del estado de alarma, ha afirmado el viceconsejero, que ha insistido que la autoridad competente delegada para aplicar las medidas en el mismo es la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

A estas justificaciones jurídicas, Zapatero ha añadido que "está técnicamente demostrado que la densidad de población juega un factor determinante en la mayor transmisión de todas las patologías respiratorias", como la covid-19.

Este hecho se ha "corroborado" en Madrid, ha afirmado, ya que cuando se ha producido el cierre perimetral de la región, uniprovincial, han aumentado los contagios, por lo que el Gobierno entiende que es una medida que "perjudica" a la evolución de la pandemia en la Comunidad.

Sobre la repercusión que podría tener que el recurso fuese aceptado por la Justicia y Madrid no cerrase sus fronteras, Zapatero ha dicho que así los madrileños podrán ir "a Baleares o a Canarias" o a otra ciudad de Europa, y se quitaría "una limitación que no aporta nada".

Solo una zona con restricciones

Además, la Comunidad de Madrid levanta desde el lunes las restricciones de movilidad a todas las zonas básicas de salud (ZBS) que las mantenían, pero incorpora limitaciones durante 15 días a la zona básica de Morata de Tajuña, que será la única que tendrá restringida la movilidad en la región.

Madrid queda sin restricciones de movilidad salvo una zona básica de salud Agencia ATLAS | Foto: EFE

De esta forma, desde las 00:00 horas del próximo lunes se levantan las restricciones de movilidad de entrada y salida, salvo por causa justificada, en 15 áreas sanitarias, donde viven 301.000 madrileños, el 4,5 por ciento de la población de la región.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, lo han anunciado este viernes en una rueda de prensa sobre la situación epidemiológica y asistencial de Madrid.